10 consejos para viajar con tu gato en coche

Si no tienes a nadie que se ocupe de tu gato cuando te vas de vacaciones, o te vas fuera de casa más de una semana y no puedes dejarlo solo, no tendrás más remedio que llevártelo contigo de viaje.

CÓMO VIAJAR CON TU GATO EN COCHE Y NO MORIR EN EL INTENTO

El medio ideal para viajar con tu gato es el coche, pero estos animalitos se estresan con facilidad. Para que el viaje resulte más llevadero presta atención a estos 10 consejos para viajar con tu gato:

  • No le des de comer a tu gato antes del viaje. Puede viajar perfectamente unas horas sin comer, pero si tiene el estómago lleno es más fácil que se maree y vomite.
  • Usa un tipo de transportín adecuado para su tamaño en el que pueda ponerse de pie.
  • Pon un empapador en el suelo de transportín por si orina o vomita.
  • Ten cerca una mantita o un juguete suyo para que los olores familiares lo tranquilicen.
  • Coloca el transportín encajado en el suelo detrás de los asientos delanteros, dado que así se notara menos el movimiento.
  • Nunca le abras la puerta del transportín o lo dejes campar a sus anchas por el coche. Por muy manso que sea, un gato asustado se vuelve incontrolable y podría escaparse.
  • En viajes largos haz paradas para darle de beber con una jeringuilla, es importante que esté hidratado.
  • No le des comida o vomitará.
  • Nunca lo dejes solo en el coche, ni siquiera en la sombra con las ventanillas bajadas.
  • Puede que maulle al principio o durante todo el viaje, intenta hablarle con tranquilidad para que se calme. Ponerse nervioso o reñirle empeorará las cosas.
  • No pongas la música muy alta y evita que haya jaleo en el coche para que no se estrese.

Para algunos gatos los viajes son más soportables que para otros. Lo mejor es mantener siempre la calma.

¿Has viajado alguna vez con tu mascota?

10 consejos para viajar con tu gato en coche
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar