7 causas por las que tu gato no usa el arenero

Todos los gatos son muy limpios por naturaleza y son capaces de usar su arenero sin necesidad de enseñarles. Pero puede que de pronto te encuentres que empieza a hacer sus necesidades en cualquier sitio.

Si tu gato ya no quiere usar el arenero, tranquilidad, aquí encontrarás 7 factores que te ayudarán a solucionar el asunto:

  • Tamaño de la caja: Puede que tu gato haya crecido y su caja se haya quedado pequeña. Compra una más grande que sea adecuada para su tamaño. En el mercado encontrarás multitud de tamaños y formas.
  • Lugar de la caja: Dale intimidad, coloca la caja en un lugar tranquilo. Aléjalo de sitios donde haya mucho ruido o por donde pase gente. Tiene que ser también un lugar fácilmente accesible. Además, es importante que el arenero se encuentre lejos de su comida, piensa que a nadie le gusta comer al lado del váter.
  • Limpieza: Si la arena está sucia no querrá usarla. Limpiarla más a menudo y retira los excrementos lo antes posible.
  • Tipo de arena: Hay muchos tipos de arena en el mercado, prueba a cambiarla hasta encontrar la que más le guste a tu mascota.
  • Varias cajas: Si hay varios gatos en casa a veces se vuelven territoriales. Pon varias cajas en diferentes lugares para que cada uno tenga a su disposición siempre un arenero.
  • Descartar problemas médicos: En ocasiones la causa es médica y sólo la puede resolver un veterinario.
  • Estrés: Hay que evitar que le coja miedo al arenero por asociación. Nunca lo acerques a la caja riñéndole o pegándole para que no la relacione con algo malo.

Cualquiera de estos puntos puede ser la causa de que tu gato haya empezado a tener ese mal hábito. 

¿Te has encontrado alguna vez con esta situación?
 

7 causas por las que tu gato no usa el arenero
¡Puntúa nuestro artículo!

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar