Cobayas: Consejos para su cuidado

Las cobayas son pequeños mamíferos muy sociables y cariñosos. Se adaptan  fácilmente a su entorno si disponen de un ambiente adecuado para vivir.
Mucha gente decide tener una cobaya en casa por su carácter tranquilo y dócil. Hay diferentes razas, algunas necesitan más mantenimiento que otras, pero por lo general son fáciles de cuidar. Raramente muerden, por lo que también se considera una buena mascota para los niños. Además, su esperanza de vida es mucho mayor que la de un hámster, 8 años.

Si te gustan las cobayas como mascotas, aquí tienes algunos consejos básicos para su cuidado:

  • Alojamiento: Cuanto más espaciosa sea la jaula mejor va a vivir. Si tienes un jardín, puedes acondicionarle un espacio cercado más amplio.
  • Ambiente: Es bueno que tomen el sol para que repongan sus depósitos de calcio. Siempre deben tener un lugar de sombra, sobre todo en verano, para guarecerse cuando el calor sea excesivo. También es importante que esté en un lugar ventilado, pero cuidado con las corrientes de aire frío. El frío no les sienta bien a las cobayas, puede hacer que coja un resfriado y enfermen.
  • Alimentación: El heno y el agua fresca son la base de su alimentación, nunca debe faltarle. El pienso es un complemento alimenticio que se le debe dar de manera racionada para que no engorde. Tampoco le puede faltar una ración de verdura el día. Las cobayas comen una gran variedad de verduras, pero una de las más importantes es el pimiento verde y rojo, que les aporta la vitamina C que son incapaces de sintetizar por sí mismas. La fruta hay que dársela de manera moderada para que no engorden.
  • Limpieza: Las cobayas son muy limpias, por lo que no se aconseja bañarlas a no ser que sea estrictamente necesario. Si se ensucian, puedes limpiarlas con toallitas de bebé. Por lo que respecta a su jaula, producen abundante orina, así que hay que limpiarla con frecuencia.
  • Manipulación: A las cobayas les gusta que las acaricien por detrás de las orejas, en el hocico, sobre la cabeza y en el lomo. Es recomendable sacarla todos los días de la jaula para que haga ejercicio, de esta manera se acostumbrará más a ti y no engordará.

Si le das cariño, tu cobaya se sentirá a gusto y feliz cada vez que esté contigo.

¿Qué piensas tú de las cobayas?

Cobayas: Consejos para su cuidado
¡Puntúa nuestro artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *