Consejos para cepillar a tu gato de manera adecuada

Los gatos necesitan que su pelo esté siempre en las mejores condiciones. Cepillar a tu gato es algo muy importante para prevenir enfermedades y parásitos.

Aunque los gatos se acicalan continuamente, hay lugares a los que no pueden llegar. Es tarea difícil bañar a un gato, pero cepillar su pelaje ayudará a que su pelo se conserve limpio.

VENTAJAS DE CEPILLAR A TU GATO

A continuación tienes algunas ventajas que tiene cepillar a tu gato:

  • Reduce la cantidad de pelo que tu gato ingiere cuando se acicala, evitando la formación de bolas de pelo en su estómago.
  • Hace que el pelo crezca mejor y más brillante.
  • Reduce la cantidad de pelo que se adhiere a la ropa y los muebles.
  • Ayuda a mantener el aislamiento del calor, el frío y la humedad.

CÓMO CEPILLAR A TU GATO

Ahora bien, es importante cepillar a los gatos, pero también es importante hacerlo bien para no dañarlos. Aquí tienes algunos consejos para cepillar a tu gato de manera adecuada:

  • Busca un lugar donde estéis cómodos y empieza acariciándolo para que se sienta relajado.
  • Primero usa un cepillo con las puntas recubiertas. Cepíllalo desde la cabeza a la cola, en el sentido del crecimiento del pelo y sin apretar demasiado.
  • Los peines de púa metálica son útiles para eliminar el pelo muerto. Tras usar el cepillo de puntas recubiertas, debes hacer un peinado a contrapelo para arrastrar mayor cantidad.
  • Si tu gato tiene el pelo muy largo y se le han formado nudos, intenta deshacerlos con los dedos. En caso de que los nudos sean muy difíciles, puedes cortarlos con las tijeras.
  • Después de cepillar a contrapelo, vuelve a hacerlo en el sentido de crecimiento para que se le quede liso y ordenado.
  • Evita las zonas que no le gustan a tu gato, como la cara, el cuello, las patas o la barriga. Si se estresa mucho, querrá irse y no podrás cepillarlo de manera adecuada.
  • A los gatos les suele gustar que los cepillen, porque supone un masaje muy agradable para ellos. Pero si tienes problemas para que se quede quieto, puedes usar golosinas y juguetes para distraerlo.

Los gatos de pelo corto se pueden cepillar una vez a la semana. En el caso de gatos de pelo largo, es recomendable cepillar todos los días para evitar la formación de nudos. En época de muda, el cepillado debe hacerse a diario.

Si cepillas con frecuencia a tu gato, con cinco minutos tendrás suficiente tiempo para que su pelo se conserve en buen estado.

¿Cada cuánto cepillas a tu gato?

Consejos para cepillar a tu gato de manera adecuada
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar