7 útiles consejos contra el mal olor del arenero

Los gatos son animales muy limpios que aprenden fácilmente que el arenero es el lugar donde deben hacer sus necesidades. Pero la orina de los felinos tiene un olor muy desagradable por lo que mantener limpio su lugar de aseo es muy importante.

Si no quieres que se extienda el mal olor del arenero y que tu casa huela a gato, hay que tener especial cuidado para que se use adecuadamente. Atiende a  estos 7 sencillos pero útiles consejos:

  • Coloca el arenero en un lugar con buena ventilación para que no se cargue el ambiente.
  • Hay distintos tipos de arenas para gatos, pero algunas son más eficaces para atrapar el olor que otras.
  • Mantén el arenero lo más limpio posible, recogiendo las deposiciones de tu gato con una pala.
  • Cambia la arena siguiendo las recomendaciones del fabricante o según las recomendaciones de tu sentido del olfato.
  • Con cada cambio de arena, limpia la caja y el suelo de su alrededor. Usa productos antiamoniacos o limpiadores con oxígeno activo que neutralicen el olor.
  • Los areneros cubiertos reducen el olor y los que tienen filtro todavía más. Pero hay gatos a los que les desagradan este tipo de aseos.
  • Cambia la caja de arena una vez al año, porque las pequeñas fisuras que se forman con los arañazos son difíciles de esterilizar.
  • Hay muchos productos de limpieza o desodorantes que no son aceptados por los gatos. Tenlo en cuenta si de pronto tu gato deja de usar el arenero.

¿Tienes algún otro truco para mantener el olor del arenero lejos de todas las habitaciones de tu casa?

 

7 útiles consejos contra el mal olor del arenero
¡Puntúa nuestro artículo!