Ácaros en las aves domésticas: Síntomas y prevención

Los ácaros en las aves, son uno de los parásitos externos más comunes. Es muy importante conocer los síntomas que producen para poder aplicar el mejor tratamiento.

Aunque se encuentren en casa, los canarios, periquitos, agapornis, diamantes y cualquier otra mascota alada, tienen riesgo de ser afectados por parásitos. Los ácaros en las aves domésticas son los parásitos más habituales que podemos encontrarnos. Hay de varios tipos, algunos más peligrosos que otros, pero pueden tratarse y prevenirse.

TIPOS DE ÁCAROS EN LAS AVES DOMÉSTICAS

Generalmente, cuando pensamos en los ácaros, nos aparece la imagen de animales diminutos y apenas visibles. Pero, como dato curioso, debes saber que las garrapatas también perteneces a esta subfamilia de arácnidos. Sin embargo, en este artículo nos vamos a centrar en los tres tipos de ácaros más habituales en las aves que tenemos en casa como mascotas.

  • Ácaro de la Sarna (Cnemidocoptes sp): Se alimenta de la queratina de la piel. Produce una proliferación anormal en la zona de las patas, el pico y las narinas. Le da a la piel del animal un aspecto costroso y en las patas produce engrosamiento, descamación y crecimientos extraños. En el pico de los periquitos, la zona donde está la cera, también puede presentar un aspecto reseco y costroso.
  • Ácaro rojo (Dermanyssus sp): A diferencia del anterior, estos ácaros producen picor en las aves. Es más habitual encontrarlos en voladeros donde hay muchos individuos. Se alimentan de la sangre, sobre todo en animales jóvenes. Como  tienen hábitos nocturnos, si quieres verlos puedes poner una sábana blanca sobre la jaula y a la mañana siguiente descubrirás unos puntitos rojos que se mueven por ella.
  • Ácaro de la tráquea (Sternostoma tracheacolum): Es el ácaro menos habitual y el menos conocido. Ataca al sistema respiratorio del animal. Produce afonía, problemas al respirar y estornudos.

PREVENCIÓN DE LOS ÁCAROS EN AVES DOMÉSTICAS

Los ácaros se pueden transmitir de manera directa, mediante el contacto entre animales enfermos y sanos. Pero también de forma indirecta, con la comida, cajas, nidos, materiales para el nido, jaulas y otros elementos.

La mejor manera de evitar la aparición de estos seres en nuestros compañeros alados, es la higiene. Debes mantener tanto accesorios, como la jaula, siempre limpias. De esta manera, evitarás la proliferación de estos arácnidos.

Por otro lado, cuando lleves un nuevo pájaro a casa, si tienes otros pájaros, no los juntes inmediatamente. Lo ideal es tenerlo a parte durante al menos un mes y que lo observes para cerciorarte de que su estado de salud es bueno.

No olvides también que es recomendable desparasitar a los pájaros de vez en cuando aunque estén en el interior.

los acaros en las aves

TRATAMIENTO CONTRA LOS ÁCAROS EN LAS AVES DOMÉSTICAS

Si tu mascota se ve afectada por los ácaros, debes actuar de inmediato.

  1. Si vive con otros animales, ponlo a parte. De esta manera evitarás que se contagien también.
  2. Busca asesoramiento especializado. En las tiendas venden productos para combatir los ácaros, pero lo ideal es ir al veterinario. Hay que identificar el tipo de ácaro que tiene y aplicar el tratamiento adecuado. Algunos productos que venden en las tiendas, puede no ser aptos para tu mascota y termines matándola. Por eso es mejor ir sobre seguro, acudiendo a una clínica especializada aunque cueste un poco más.
  3. Desinfecta tanto la jaula como los accesorios. Échale lejía y aclara con agua caliente todo lo que se pueda lavar. Tira todo lo que no se pueda desinfectar, como el material para el nido o accesorios de madera en cuyas rendijas pueden meterse estos bichitos. Asegúrate de enjuagarlo todo bien para eliminar la lejía o el animal podría intoxicarse.
  4. De la misma manera, limpia la habitación donde se encuentre tu amiguito. Tanto suelo, muebles, puertas y ventanas, como cortinas y fundas del sofá, si se diera el caso. Toda precaución es poca.
  5. En las tiendas o en tu veterinario, te pueden recomendar algún producto para echar en la zona después de limpiar. Pero asegúrate de leer bien las instrucciones de uso para no intoxicar a tu pájaro.
  6. Mantenlo separado de otros animales al menos un mes aunque ya hayas empezado con el tratamiento.

La higiene es fundamental para evitar la reaparición de estos animalitos indeseables.

Ácaros en las aves domésticas: Síntomas y prevención
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar