Artrosis en gatos: Síntomas y tratamiento

La artrosis en gatos, aparece cuando los animales superan cierta edad. Los gatos enmascaran los síntomas y hay que saber la forma de detectarla para actuar lo antes posible.

El 90% de los gatos mayores de 12 años, padecen problemas de articulaciones. La artrosis en gatos se produce cuando el cartílago de la articulación se va desgastando. Debido a la pérdida de cartílago, no hay ninguna amortiguación entre los huesos, lo que hace que choquen entre sí, produciendo un gran dolor.

PRINCIPALES SÍNTOMAS DE LA ARTROSIS EN GATOS

Los felinos no suelen mostrar signos de dolor cuando están enfermos, no se quejan como otras mascotas. Así que debemos estar muy atentos a sus cambios de comportamiento.

Los principales  síntomas que pueden dar sospechas de que tu peludo tiene artrosis son:

  • Disminución de la movilidad: Los gatos con artrosis, tienen una vida más sedentaria. Pasan mucho tiempo acostados y apenas los ves caminar por casa.
  • Pérdida de masa muscular: Si les duele moverse y no ejercitan sus músculos, con el tiempo estos pierden masa y se atrofian.
  • Dificultad para hacer ciertos movimientos: Se aprecia que el gato ya no salta a lugares donde antes accedía con facilidad. En los peores casos, apenas pueden sentarse o estirarse.
  • Rigidez en extremidades: Mucho más apreciable cuando el animal se acaba de levantar. Se aprecia que le cueste un poco caminar al principio y se recupera tras algunos pasos. En ocasiones puede apreciarse una ligera cojera.
  • Cambios de comportamiento: El dolor puede hacer que intenten morderte o arañarte, cuando los vas a acariciar o a coger.
  • Higiene inadecuada: Su pelaje se puede volver apagado, sin vida y sucio. Esto es debido a que les duele al girar el cuerpo para acicalarse. También puede que defequen u orinen fuera de la bandeja sanitaria, porque les cuesta acceder a ella por las altas paredes del recipiente.
  • Duerme en sitios diferentes: Si su cama está elevada y le cuesta llegara a ella, puede que decida dormir en el suelo.

TRATAMIENTO DE LA ARTROSIS EN GATOS

La artrosis en gatos es una enfermedad irreversible y degenerativa. No podemos curarla, pero sí que podemos frenar su avance, para que los peludos tengan una buena calidad de vida, sin dolor.

Para aplicar un tratamiento adecuado, lo primero es acudir al veterinario. Con una rápida revisión, podrán hacerte un diagnóstico certero.

Cada caso se debe tratar de forma diferente en función de lo avanzada que esté la enfermedad.

  • Antiinflamatorios: Para reducir el dolor en casos agudos, se pueden dar durante unos días.
  • Dieta especial: La alimentación tiene que ser rica en pescado y vitamina E. Hay piensos especialmente creados para este tipo de caso.
  • Reducir el sobrepeso: La obesidad hace que la artrosis en los gatos empeore a pasos agigantados. Es muy importante reducir el peso que aguantan las articulaciones, para que dejen de desgastarse. Si quieres saber si tu gato está gordo y cómo reducir su peso, lee “Sobrepeso en los gatos: Descubre si tu gato está gordo“.
  • Condroprotectores: Son suplementos vitamínicos muy recomendables que se presentan en forma de jarabe o de pastillas. Favorece la regeneración del cartílago y mejora la movilidad del animal. Si tienes problemas para darle este producto a tu gato, te enseñamos algunos trucos en “Cómo darle medicación a un gato

Debes tener muy presente, que para esta enfermedad no hay tratamientos milagrosos. Tanto la dieta, como los condroprotectores tardan un tiempo en hacer su efecto. De ahí la importancia de empezar a actuar cuanto antes.

artrosis en gatos

CÓMO FACILITARLE LAS COSAS EN CASA A TU AMIGO FELINO

Debes acondicionar tu hogar, si tu gato padece artrosis. Solo hay que hacer unos sencillos cambios que mejoraran su calidad de vida de manera notable.

  • Pon la comida y el agua a su alcance: Preferiblemente a ras del suelo, para que no tenga que trepar ni que saltar cuando tenga sed o hambre.
  • Camas blanditas: Las camas mullidas le darán un mejor descanso a sus estropeadas articulaciones. Evita ponerle camas duras, un cojín grande le facilitará mucho las cosas.
  • Escaleras y rampas: Como les cuesta saltar, puedes facilitarles el acceso al sofá o a sitios altos, poniendo cerca escalones y rampas.
  • Puerta gatera: Si tienes una, tenla siempre levantada y cerca del suelo. Puede que le duela empujarla para pasar.
  • Bandeja sanitaria: Que sea de paredes bajas, o corta un rectángulo en uno de los lados, para que no tenga que elevar tanto las patas para entrar.
  • Ejercicio regular: Es mejor que se mueva un poco y tenga algún tipo de actividad para desarrollar su musculatura. Pero teniendo cuidado de que no haga grandes esfuerzos.
  • Calor: En invierno lo pasan fatal con el frío. Es recomendable ponerle algún tipo de fuente de calor en su cama, cuidando siempre de que no se queme. Tienes más consejos en “Cómo proteger a tu gato del frío
  • Higiene: Si no llega bien a la zona del ano para limpiarse, puedes usar toallitas. También debe tener siempre limpios los ojos y las orejas. Cepíllalo a diario para evitar los nudos y la suciedad, que pueden causar problemas de piel. Posiblemente tampoco puede desgastar bien sus uñas, así que tendrás que cortarle las uñas tú mismo cuando crezcan demasiado.
Artrosis en gatos: Síntomas y tratamiento
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar