Castración en gatos: Lo que debes saber

La castración en gatos, es una operación muy sencilla y beneficiosa. En este artículo explicamos en qué consiste y cómo va a afectar a tu felino.

Si tienes un gato macho, una de las decisiones más importantes que debes tomar, es si quieres que se reproduzca. La castración en gatos macho, es una práctica muy habitual y recomendada. También es mucho más sencilla que la esterilización en gatas.

Al contrario de lo que muchas personas creen, no vas a quitarle la esencia a tu felino, ni va a ser menos gato. De hecho, es la mejor manera de eliminar los comportamientos más molestos paras las personas y mejorar la vida del animal.

A QUÉ EDAD SE PUEDE CASTRAR A UN GATO

La castración en gatos, se puede realizar a cualquier edad a partir de los 5 meses y medio, pero cuanto antes se realice mejor. Si esperamos demasiado, comportamientos como el marcaje pueden convertirse en un hábito, si esto ocurre no desaparecerá tras la operación.

Por otro lado, la castración cuando un gato es joven, también evitará que el animal escape para buscar hembras. Hay muchos animales que mueren atropellados y se tiran desde los balcones, en época de celo.

VENTAJAS DE LA CASTRACIÓN EN GATOS

Hay muchos beneficios físicos y de comportamiento si castras a tu felino. No se trata simplemente de un capricho para las personas, supone una gran ventaja para el animal, que no va a ser consciente ni de que ha perdido esa parte. El gato va a seguir teniendo la misma energía y vitalidad. No vas a notar ningún cambio tras la operación.

Las ventajas que tiene la castración en gatos son:

  • Marcaje: Los machos enteros presentan comportamientos territoriales. Tienen la necesidad de marcar su territorio con orina para evitar a otros gatos. Este comportamiento nunca aparecerá si castras a tu gato a tiempo.
  • Tumores: Los gatos castrados, tienen muchísima menos probabilidad de padecer cáncer en los testículos, sobre todo, porque se retiran durante la cirugía.
  • Peleas y agresividad: Los machos, se pelean entre ellos por el territorio y por las hembras. En ocasiones, pueden hacerse graves heridas por arañazos o mordiscos. Los abscesos son muy habituales cuando se producen este tipo de situaciones. Los gatos castrados no se pelean, porque no tienen motivos para entrar en disputas con otros machos. Se mejora muchísimo la convivencia con otros animales.
  • Enfermedades: Si no se produce la monta de las hembras y no hay peleas con otros gatos durante el celo, es menos probable que se transmitan enfermedades como la leucemia felina o la inmunodeficiencia.
  • Enfermedades relacionadas con las hormonas: Castrando a un felino, se evitan los desequilibrios de hormonas sexuales como la testosterona. Con esto, también reducimos el riesgo de que aparezca prostatitis, adenomas, tumores perianales, hernias perianales o hiperplasia prostática.
  • Tranquilidad: Los gatos en época de celo, se vuelven ansiosos, ariscos y agresivos. Si tu gato es joven, aunque esté castrado, puede que se vea nervioso, inquieto y juguetón, pero con el tiempo se hará más tranquilo y amigable.

castracion en gatos

EN QUÉ CONSISTE LA OPERACIÓN

La cirugía de castración en gato, es muy sencilla y apenas entraña riesgo para el animal. En la clínica veterinaria te van a explicar todo lo que debes saber punto por punto:

  • Revisión previa: Antes del día de la cirugía, el veterinario debe hacerle una revisión a tu peludo. Es muy recomendable que le hagas un análisis prequirúrgico, para asegurarse de que tu animal se encuentra en perfectas condiciones para la intervención.
  • Día anterior: La noche anterior a la cirugía, debes retirarle la comida a tu gato. La anestesia puede hacer que vomite si tiene comida en el estómago. El agua se la puedes dejar toda la noche y retirársela dos horas antes de llevarlo a la clínica.
  • Operación: Durante el proceso, el animal no se va a enterar de nada, gracias a la anestesia general. Para retirar los testículos, se debe hacer un pequeño golpe en el escroto. El proceso apenas dura 15 minutos y en la mayoría de ocasiones, no es necesario poner puntos de sutura.
  • Postoperatorio: Ese mismo día, podrás llevar a casa a tu mascota completamente despierta. Puede que se encuentre aún adormilado y que duerma hasta el día siguiente. No es necesario realizar ningún tipo de cura.

¿LOS GATOS CASTRADOS ENGORDAN?

Hay mucha gente que no quiere castrar a su gato por miedo a que engorde. Cuando un animal deja de producir hormonas sexuales tras la castración, su vida se vuelve más sencilla y tranquila, por lo que no quema tantas calorías, de ahí la tendencia a engordar.

El principal culpable de que un gato engorde, es su dueño, no la operación. Si tu gato está castrado, debes disminuir su ración de comida y adaptarla a su nuevo estado. Ningún gato coge sobrepeso, si no come más de la cuenta.

Por tanto no, los gatos no engordan cuando se castran, los engordamos nosotros.

Para saber más sobre la alimentación de los gatos, lee el post: “Cómo alimentar a un gato doméstico correctamente

Castración en gatos: Lo que debes saber
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar