Cómo cepillar los dientes de tu perro

Las enfermedades periodontales en perros son muy habituales y dan muchos problemas a la larga. Para evitar que se produzcan, debes cepillar los dientes de tu perro de manera regular.

Cepillar los dientes de tu perro es una de las tareas que debes realizar para mantenerlo saludable. Prácticamente todos los perros sufren problemas dentales a la larga si no se mantiene una buena higiene bucal. En el caso de los perros de raza pequeña, los primeros problemas surgen a los pocos años de vida.

CÓMO SE DESARROLLAN LAS ENFERMEDADES PERIODONTALES

Al igual que ocurre con las personas, cuando los perros comen, pequeñas partículas de alimento se acumulan en el borde de las encías. Conforme pasa el tiempo, si no se retira esa suciedad, las bacterias proliferan. La placa se sigue acumulando y se endurece para convertirse en sarro que es imposible eliminar de manera manual.

Si el sarro no se elimina lo antes posible, las bacterias se introducen bajo las piezas dentales y atacan a los ligamentos de estas. La consecuencia de esto es que la estabilidad del diente se ve perjudicada, se mueve y le produce gran dolor al animal. Con el paso de los años, si no se remedia, la enfermedad periodontal empeora y da lugar a serios problemas en tu mascota.

CONSECUENCIAS DE LAS ENFERMEDADES PERIODONTALES

Aunque tú no lo notes, tu perro puede estar sufriendo grandes molestias debido a sus problemas bucales. Los principales síntomas de esta enfermedad son:

  • Mal aliento.
  • Dolor al comer.
  • Inflamación y sangrado de las encías.
  • Pérdida de piezas dentales.
  • Pérdida de apetito y de peso.

Todo esto puede evitarse con un buen cepillado regular.

QUÉ ELEMENTOS NECESITAS PARA CEPILLAR LOS DIENTES DE TU PERRO

Para cepillar los dientes de tu perro, te van a hacer falta algunos utensilios:

  • Pasta de dientes para perros: Tiene un sabor adaptado para ellos y no es perjudicial que se lo trague. Nunca uses pasta de dientes de personas, ni siquiera la de niños.
  • Cepillo de dientes para perros: Existen de varios tipos, algunos son largos para tener mejor acceso al interior de la boca, otros permiten introducir el dedo, lo que mejora la precisión a la hora de cepillar. Debes usar el que mejor se adapte a ti y a tu mascota.
  • Agua: Para remojar el cepillo en caso de ser necesario.
  • Paciencia: Mucha paciencia. Porque es muy difícil explicarle a un animal que lo que haces es por su bien.

como cepillar los dientes de tu perro

CÓMO CEPILLAR LOS DIENTES DE TU PERRO

Los comienzos puede que no sean muy buenos. Los animales no entienden que deben cepillarse los dientes para que su boca esté sana. Por eso nosotros debemos hacer que la tarea se convierta en algo lo más llevadero posible. Y debemos empezar a hacerlo cuando aún es cachorro.

  1. Lo primero es lavarse las manos antes de introducírsela en la  boca a tu perro. Ya es un lugar bastante sucio, así que mejor no introducirle más suciedad. También debes tener las uñas cortadas, para que no le causes heridas en las encías.
  2. Las primeras veces usa simplemente el dedo, sin cepillo ni pasta, para que se acostumbre a que manipules su boca. Puedes mojar tu dedo en alguna sustancia sabrosa, como caldo de pollo.
  3.  Mientras tanteas en el interior de la boca con una mano, levántale los labios con la otra y pasa el dedo por todos los dientes. Si el sabor del caldo le gusta, querrá lamerte la mano y apenas se percatará de lo que haces. Haz esto una o dos veces al día durante una semana.
  4.  La segunda semana sigue sin usar el cepillo, pero puedes empezar a utilizar la pasta de dientes para perros. Así tu perro se irá acostumbrando al nuevo sabor. Puedes probar con varias marcas hasta descubrir cuál es la que más le gusta. Sigue con este método una o dos semanas más.
  5. Cuando tu perro se haya acostumbrado a la rutina, puedes empezar a usar el cepillo de dientes con pasta poco a poco. Sujeta su hocico y ábrele la boca para llegar a todos los dientes. Asegúrate de cepillar cada pieza dental por dentro, por fuera y entre ellas, desde la encía al final del diente. Debes empezar por los colmillos, continuar con los molares y finalizar con los incisivos que son los más sensibles.  La tarea solo te va a llevar un par de minutos y debes realizarla una o dos veces cada día para prevenir enfermedades.

Si te resulta imposible introducirle el cepillo a tu perro en la boca, puedes usar una gasa.

Si tu perro es demasiado rebelde e intenta morderte, no queda más remedio que llevarlo al veterinario para que le haga revisiones.

En caso de que detectes que se ha formado sarro en los dientes de tu perro, tienes que saber que va a ser imposible quitárselo con el cepillarlo. Tendrás que llevarlo al veterinario para que le haga una limpieza bucal. De la misma manera, tendrás que llevarlo si notas que le sangran las encías o le duelen.

Tras una buena limpieza en la clínica, puedes continuar con el mantenimiento del buen estado de sus dientes mediante el cepillado diario. Parece una tarea muy costosa, pero en realidad solo necesitarás un par de minutos al día para prevenir problemas.

Por lo que respecta a los sticks dentales para perros, pueden ser una ayuda, pero no son suficientes para el buen estado de la boca.

Si tu perro se porta bien tras su limpieza, no olvides premiarle, seguro que se sentirá mucho mejor y te costará menos la próxima vez.

Cómo cepillar los dientes de tu perro
¡Puntúa nuestro artículo!