Collares para gatos: Ventajas y desventajas

El uso de los collares para gatos, es un tema muy discutido entre profesionales y propietarios. Así que te recomendamos que antes de ponerle un collar a tu peludo con bigotes, te plantees algunas cuestiones.

La mayoría de los gatos no llevan collar debido a que no hace falta sacarlos a pasear. Sin embargo, muchos propietarios deciden ponerle a su gato un collar por diferentes motivos.

VENTAJAS QUE SUPONE PONERLE UN COLLAR A UN GATO

Lo más recomendable en el caso de los gatos es no ponerles collar. Pero debes saber que en algunas ocasiones que tu gato use un collar puede suponer una ventaja, especialmente para aquellos animales que salen al exterior.

  • Puertas gateras automáticas: Las nuevas tecnologías, permiten instalar en casa puertas gateras que se abren cuando el animal se acerca a ella. Este sistema requiere que el gato lleve un dispositivo de detección que se coloca en el collar. De esta manera, cuando el felino se acerca a la puerta, esta se abre para permitirle el paso. En cambio, cuando no detecta el dispositivo, permanece cerrada impidiendo el paso de otros animales. Esta es una medida muy cómoda, pero que puede sustituirse por la tradicional puerta gatera que permite el paso del animal cuando este la empuja.
  • Collar antipulgas: Este tipo de collares para gatos tienen como finalidad repeler el ataque de las pulgas. Para que sea efectivo, los animales deben llevarlo siempre puesto y pegado al cuello. Sin embargo, siempre es más recomendable, cómodo y efectivo, el uso de pipetas antiparasitarias.
  • Identificación: Podemos colocarle a nuestro felino un collar con una placa identificativa que contenga nuestro número de teléfono. En caso de pérdida del animal, rápidamente se podría localizar a su dueño. Por otra parte, una manera mucho más cómoda y efectiva de localizar al dueño de un animal perdido es el microchip, con él evitamos el uso del collar y los riesgos que supone.

PELIGROS DE USAR COLLARES PARA GATOS

Hemos hablado en el apartado anterior de las ventajas que puede suponer ponerle un collar a un gato. Pero también os hemos dado alternativas para evitar su uso. Debes tener en cuenta que colocarle este objeto a tu mascota felina siempre puede entrañar riesgos.

  • El collar puede engancharse en algún lugar y dejar al animal atrapado.
  • Al pelearse por quitárselo, el gato pude meter la pata por él y hacerse daño.
  • Si le molesta demasiado se rascará, pudiendo provocarse lesiones en el cuello.
  • El rozamiento en algunos casos puede causar pérdida de pelo en la zona del cuello y heridas.
  • Los collares antiparasitarios y otros de ciertos materiales, pueden provocar alergias en gatos muy sensibles.
  • Los cascabeles y adornos no son nada recomendables, pueden molestar a nuestro peludo e incluso ser un peligro si se los tragan.

collares para gatos

CÓMO ELEGIR EL COLLAR ADECUADO

Insistimos en que la mejor opción es no usar collares para gatos, sobre todo si tu mascota vive en casa y no tiene acceso al exterior.

Si de todas formas consideras que tu amiguito peludo debe tener un collar, tienes que tener en cuenta varias cosas:

  • Materiales de buena calidad: Evita usar collares de cuero o de un material duro. Lo más recomendables son los elásticos y flexibles que se pueden adaptar al cuello del animal sin presionar demasiado.
  • Cierre de apertura a presión: Es muy importante que tenga este tipo de cierre de seguridad. En caso de que el animal quede atrapado, un fuerte tirón puede hacer que el collar se abra, dejándolo libre y evitando así que se ahogue.
  • Costuras y acabados sin extremos afilados: Asegúrate de que el collar está bien cosido y  no puede causar lesiones en la piel de tu minino.

CONEJOS PARA COLOCARLE EL COLLAR A TU GATO

A priori los gatos rechazan completamente tener un objeto extraño, como puede ser un collar, en su cuello. Lo más normal es que intenten quitárselo. Por todo esto, debemos tomar una serie de medidas para que se adapte poco a poco a este nuevo complemento:

  • Acostúmbralo desde el principio: Si lleva el collar desde los primero 4 o 5 meses de vida, apenas tendrá problemas para acostumbrarse.
  • Ajústalo adecuadamente: No debe estar muy apretado, ni demasiado suelto. El collar debe ajustarse al cuello de manera que solo puedas introducir un dedo o dos por él.
  • Controlar el crecimiento: Si le pones un collar a un gatito pequeño, asegúrate de ajustarlo a su tamaño a medida que crece.
  • Siempre vigilado: No lo dejes solo las primeras semanas con el collar por si intenta quitárselo y se hace daño o queda atrapado. Si sale al exterior tenlo bien controlado siempre.
Collares para gatos: Ventajas y desventajas
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar