Comportamiento de las gatas en celo

Cuando están en celo, el comportamiento de las gatas cambia. Si tienes una gata joven y se comporta de manera diferente, puede que esté alcanzando su madurez sexual.
El celo es el momento en el que las gatas tienen su periodo de ovulación. Esto se produce alrededor de los seis meses de vida en estos felinos. Este periodo también está relacionado con las estaciones, de ahí que a finales de invierno y en otoño, se produzcan la mayoría de los celos.

Los signos que demuestran que una gata está en celo, se pueden apreciar fácilmente:

  • Se vuelven más cariñosas. Aunque tu gata sea arisca, en esta época acepta más las caricias. Puede que también adopte una posición de monta, colocando la cola a un lado y agachando la cabeza.
  • Se revuelca por el suelo y da vueltas de espalda. También se frota con los muebles y con tus piernas.
  • Maúllan continuamente, aumentando su tono y frecuencia a medida que pasa el tiempo. Los maullidos son una forma de atraer a los machos y no cesan hasta que se produce la monta.
  • La pérdida de peso también es algo habitual. Las gatas en celo comen menos y centran su atención en la búsqueda de un macho.
  • Si no aparece un macho, puede que tu gata intente escapar. Hay felinos que desesperados, saltan desde varios pisos de altura.
  • Otro comportamiento que se puede producir en las gatas en celo, es el marcaje. Expulsan feromonas mediante la orina, para atraer a los machos. Esta orina tiene un olor más fuerte de lo normal y puede que lo haga fuera del arenero.
  • Los órganos sexuales de las gatas en celo también cambian. La zona se inflama y la gata se lame con frecuencia.

Convivir con una gata en celo, se puede hacer muy insoportable. A diferencia de los perros, los gatos tiene un celo inducido, esto quiere decir que no cesa hasta que se produce la monta. Los celos se van sucediendo uno detrás de otro y la necesidad y los signos se van acentuando a medida que pasa el tiempo.

Lo más molesto son los maullidos, tanto de días como de noche.

La mejor manera de evitar esta situación que se puede producir varias veces al año, es mediante la esterilización.

¿Has convivido alguna vez con una gata en celo?

Comportamiento de las gatas en celo
¡Puntúa nuestro artículo!