Conservar la comida de los gatos en buen estado

Los alimentos envasados de las mascotas, pueden perder propiedades con el tiempo. Hay formas de conservar la comida de los gatos, para que permanezca en buen estado durante más tiempo.

El alimento de las mascotas, está compuesto por materia orgánica. Tanto si es húmedo, como si es seco, necesita mantenerse en buen estado de conservación, el tiempo que tarde tu peludo en consumirlo. Se pueden conservar la comida de los gatos en buenas condiciones, siempre que se tenga en cuenta que hay que evitar los factores que hace que se estropee.

CONSIDERACIONES GENERALES PARA CONSERVAR LA COMIDA DE LOS GATOS

La temperatura, la humedad, la luz y el aire, van a  afectar a los productos que le proporcionas a tu gato. Por tanto, debemos evitar exponer la comida a estos factores ambientales.

  • Mira la fecha de caducidad: Debes ver si el producto está caducado, cuando lo compras. Pero también tienes calcular cuánto tiempo tardará tu gato en comérselo y si la fecha es suficientemente lejana. Hay productos que se ponen en oferta, precisamente porque están a punto de caducarse en las tiendas.
  • Guarda en un lugar adecuado la comida: La exposición al sol o a temperaturas elevadas en un garaje o almacén, aceleran la descomposición de la comida aunque esté cerrada. La humedad, por otro lado, favorece la formación de moho y empeora su calidad. Lo ideal, es tener la comida en casa, dentro de un armario y lejos de los electrodomésticos que puedan calentarse, como el horno o la nevera.
  • Compra solo lo necesario: En el momento en el que se abre el envase, el alimento empieza a perder sus propiedades. Los sabores y la humedad se van volatilizando y se vuelve menos apetitosa para el animal. Lo ideal es que compres la cantidad que tu mascota va a comer en dos semanas o como mucho en un mes.

CÓMO CONSERVAR EL PIENSO SECO

El pienso, tiene la ventaja de que aguanta mucho tiempo su frescura. Pero, para que su calidad sea buena todo tiempo que tarde en consumirlo tu gato, debes tener en cuenta ciertos factores:

  • Guárdalo en un contenedor: En cuanto abras el saco, vuelca su contenido en un recipiente con cierre hermético para aislarlo del exterior.
  • Lejos de la luz: Si usas un recipiente de plástico, es mejor que sea opaco. La luz empeora las propiedades de la comida.
  • Desconfía del cierre del envase: En muchas ocasiones, estos cierres tienen fisuras que dejan salir la humedad. Además, con el uso, el mecanismo deja de funcionar bien y el saco puede quedarse abierto.
  • No lo pongas al alcance de tu mascota: Los gatos tienen mucha maña, para romper los sacos y abrir los recipientes donde está la comida. Si  rompe el envase, la comida quedará expuesta al medio. Lo ideal es que lo pongas en un lugar alto o en un armario cerrado.
  • Las grandes cantidades puedes conservarlas al vacío: A veces, sale más barato comprar grandes cantidades de comida. En tal caso, puedes dividirlo en varios recipientes con cierre hermético y abrirlos conforme los vayas vaciando. Si tienes una envasadora al vacío, le conservación será mucho mejor.
  • Ponle únicamente lo que va a consumir cada día: Si le llenas el comedero para que le dure varios días, terminará por secarse la comida y el felino no querrá comerla. Las tolvas para mascotas, no son muy recomendadas en estos casos. Solo debes ponerle la cantidad que vaya a consumir en un día.

conservar la comida de los gatos

CÓMO CONSERVAR LA COMIDA HÚMEDA DE LOS GATOS

Muchas veces, el formato de comida húmeda es demasiado grande para que el animal lo consuma en una sola toma. En el momento en el que se abre, pierde propiedades rápidamente. Si lo dejas expuesto al medio, se estropeará en pocas horas. La mejor forma de hacer que dure más tiempo este tipo de alimento es:

  • Mantener el envase en buen estado: La fecha de caducidad de las latas es de muchos años. Puedes comprar grandes cantidades si controlas su fecha de caducidad. Solo debes tener cuidado al almacenarlo, para que no se dañe el envase.
  • Mantén las latas en un lugar fresco y seco: La humedad puede hacer que se genere oxido que acabe introduciéndose en la lata, aunque no se haya abierto.
  • Refrigeración: Se puede conservar la comida de los gatos en la nevera durante dos o tres días. Lo ideal es sacarla un rato antes de ponérsela a tu felino si no le gusta comérsela fría. También la puedes calentar en el microondas un poco si a tu felino le gusta más así.
  • Nunca dejes el alimento en la lata abierta: Cámbiala a otro recipiente para que el óxido no estropee el producto.
  • Puedes congelarla: Si se la vas a dar en pequeñas porciones, puedes congelarla. Esto es muy útil cuando tienes que medicar a tu gato. Ten en cuenta que debes congelarla ya troceada, para después sacar solo lo que tu peludo va a consumir. Sin embargo, esta técnica no es adecuada para todos los gatos, ni para todos los piensos. Marcas como Royal Canin, desaconsejan congelar sus productos, porque pierden propiedades. Por otro lado, algunos gatos se niegan a consumir alimento que ha pasado por algún tipo de refrigeración.

En cualquier caso, para estar mejor informado sobre cómo conservar la comida de los gatos, siempre es mejor  leer las recomendaciones del producto.

Para saber más cosas sobre la alimentación de los gatos, lee el artículo: “Cómo alimentar a un gato doméstico correctamente

Conservar la comida de los gatos en buen estado
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar