Cuidar a un gatito: Consejos para principiantes

Cuidar a un gatito puede convertirse en una gran aventura. Hay muchas cuestiones que debes tener en cuenta, para que tu cachorro crezca feliz y sano.

Durante sus primeras semanas de vida, la mejor para cuidar a un gatito es su madre. Hay que ser paciente y esperar a que pase esa primera etapa con su familia gatuna. Con su madre y sus hermanos, va a aprender a socializarse, hacer sus necesidades y muchas otras cosas que nosotros no podemos enseñarle. Por eso, el momento para llevarlo a casa, es alrededor de las 10 semanas.

Si por alguna razón, un gatito queda desamparado al poco tiempo de nacer, entonces no queda más remedio que ocuparte de esos cuidados especiales tú mismo. En el post “Gatitos de pocos días: Cuidados básicos”, te contamos todo lo que debes saber sobre este tema.

ACCESORIOS QUE NECESITA UN GATO

Cuando lleves un gatito a casa, previamente debes haberte armado con todo lo que necesita para su cuidado:

  • Una cama: Aunque lo dejes dormir contigo, debe tener un lugar tipo cueva, donde descansar cuando le apetezca. No hace falta que le compres un castillo, en ocasiones una cajita de cartón con una mantita dentro es suficiente.
  • Bandeja higiénica: Los gatos necesitan un lugar donde hacer sus necesidades. La bandeja higiénica debe adaptarse a su tamaño y aumentar conforme el felino crece. Hay muchos tipos de sustratos que le puedes poner, pero en cualquier caso debes retirar los restos que deje a diario y cambiar la arena completamente cada cierto tiempo. Además, debe estar separada de la comida o de su cama, o no querrá hacer sus necesidades en ella y las hará en otros lugares de la casa.
  • Rascador: Desde el primer día, debe tener un lugar donde afilar sus uñas. Comprarle un rascador te ahorrará muchos problemas en el futuro.

Por otro lado, no olvides la seguridad. Hay muchos peligros en casa que debes evitar para cuidar a un gatito, así que te va a tocar modificar un poco algunas zonas del mobiliario. Es el caso de las puertas, ventanas, lavadores, cables o plantas. Tienes una información más amplia de este tema en 12 peligros para gatos dentro de casa”.

cuidar a un gatito

LA ALIMENTACIÓN DE LOS GATOS

Para que un gato crezca sano y fuerte, debes cuidar muy bien de su alimentación. Tienes que darle comida de buena calidad en función de la edad que tenga.

Si el felino es muy pequeño, puedes darle paté para cachorros. Pero en cuanto puedas, introdúcele el pienso seco para gatitos de pocos meses, lo venden en muchos establecimientos. Las bolitas son más pequeñas y fáciles de consumir para sus pequeños dientes de leche.

La cantidad diaria va en función de la marca de pienso. Si lo acostumbras a racionarle la comida, no tendrá problemas de sobrepeso cuando sea adulto.

Por lo que respecta al agua, debes cambiársela todos los días y tiene que estar a su disposición las 24 horas del día.

En Cómo alimentar a un gato doméstico correctamente tienes mucha más información sobre este tema.

VISITAS AL VETERINARIO

Para cuidar bien a un gatito, debes tener muy en cuenta el tema de la vacunación y la desparasitación.

Cuando lo adquieras, tienes que llevarlo a una clínica veterinaria en cuanto puedas. En esta primera visita, le harán una exploración general, junto con una desparasitación interna y externa. Además, el veterinario puede informarte sobre cualquier duda que tengas.

Las siguientes visitas serán para vacunarlo. Hasta que tu gatito tenga todas las vacunas de cachorro puestas, es mejor que no salga a la calle ni lo relaciones con otros gatos. Seguir el protocolo de vacunación a rajatabla, es muy importante para que el gatito se inmunice bien contra las enfermedades.

Por otro lado, puede que el veterinario te recomiende hacerle un test de leucemia e inmunodeficiencia. Es muy importante que lo realices si el gatito viene de la calle, porque estas enfermedades víricas son muy comunes entre los gatos callejeros.

Cuidar a un gatito: Consejos para principiantes
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar