Diabetes en perros: Síntomas y tratamiento

La diabetes en perros, es un tema para tomarse muy en serio. Aquí te vamos a mostrar la manera de detectarla y saber cómo actuar.

Al igual que ocurre con las personas, la diabetes en perros se produce con bastante frecuencia. Esta enfermedad crónica, hace que se acumule glucosa en sangre. Como consecuencia, a la larga se producen graves problemas en el organismo.

Podemos encontrar dos tipos de diabetes canina:

  • Diabetes tipo I: El páncreas es incapaz de producir insulina. Se trata del tipo de diabetes más habitual.
  • Diabetes tipo II: En este caso, el páncreas puede producir insulina, pero el organismo no es capaz de utilizarla. Este tipo va muy relacionado con la obesidad canina.

SÍNTOMA DE LA DIABETES EN PERROS

El problema a la hora de diagnosticar la diabetes, es que los primeros síntomas aparecen cuando la enfermedad está muy avanzada.

Los principales síntomas de un perro diabético son:

  • Orina con mucha frecuencia.
  • Bebe mucha agua.
  • Tiene mucha hambre.
  • A pesar de que come mucho, no engorda y puede que incluso pierda peso.
  • Pasa muchas horas acostado y está menos activo.
  • En sus ojos aparecen cataratas.
  • En algunos casos, la diabetes también produce vómitos y diarrea.

Si le realizas un análisis de control anuales a tu mascota, es mucho más fácil detectar la enfermedad a tiempo.

TRATAMIENTO PARA LA DIABETES CANINA

Como hemos dicho antes, la diabetes es una enfermedad crónica que afecta tanto a personas como animales. Si tu perro padece diabetes mellitus, vas a tener que medicarlo de por vida.

Con el tratamiento y los cuidados necesarios, el animal va a tener la misma esperanza de vida que si estuviera sano. Simplemente debes mantener un control y administrarle unos componentes, que su organismo no es capaz de sintetizar.

  • Insulina: Cada perro debe recibir una dosis adaptada a su caso. El veterinario le hará una curva de glucosa, para decirte cuánta insulina debes administrarle y cada cuanto tiempo. Por lo general, este fármaco se inyecta de manera subcutánea y con una jeringuilla minúscula.
  • Dieta: Estos peludos deben tener un control muy estricto de la dieta. Por lo tanto, siempre deben comer el mismo tipo de alimento, la misma cantidad y a las mismas horas del día. De lo contrario, la concentración de glucosa en sangre podría alterarse.
  • Ejercicio: Con el ejercicio regular, se facilita la absorción de insulina. Además, al gastar energía, se evita la hiperglucemia.
  • Esterilización y castración: Especialmente en el caso de las perras. Tras el celo, las hembras producen mucha progesterona. Sin embargo, esta hormona no se lleva bien con la insulina y dificulta su actuación. Por ese motivo, al retirar los ovarios encargados de producir la hormona, la perrita tendrá menos altibajos y vivirá más años.
  • Revisiones veterinarias: Debes estar en contacto con tu veterinario, sobre todo al principio para controlar la dosis de insulina. Además, una o dos veces al año es recomendable hacer un análisis control.

diabetes en perros

¿QUÉ PASA SI NO LE CONTROLO LA DIABETES A MI PERRO?

Si los perros diabéticos no tienen un control de su alimentación, ni reciben su dosis adecuada de insulina, su organismo se verá seriamente afectado a la larga.

Puede padecer:

  • Infección urinaria.
  • Pancreatitis.
  • Cataratas y ceguera.
  • Problemas renales.
  • Anemia.
  • Problemas de tiroides.
  • Enfermedad de Cushing.
  • Problemas coronarios.

PERROS CON RIESGO DE SER DIABÉTICOS

Hay varios factores que aumentan el riesgo de que un perro padezca diabetes:

  • La obesidad
  • La edad. Perros que superan  los 7 o 9 años. Los perros ancianos son más propensos a padecer diabetes.
  • Hembras no esterilizadas.
  • Factores genéticos.
  • La raza. Determinadas razas están más predispuestas.
Diabetes en perros: Síntomas y tratamiento
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar