Educar a un gato para que no arañe los muebles

Es normal que un gato arañe objetos y superficies para mantener sus uñas en buen estado. Arañar es una conducta instintiva, y una forma de defenderse, también le sirven para marcar su territorio y cazar.

No puedes deshacerte de las uñas de tu gato, pero estos animales tienen capacidad de aprender y pueden ser educados.

 

CÓMO EVITAR QUE TU GATO ARAÑE LOS MUEBLES

Aquí tienes algunos trucos para educar a tu gato para que arañe donde tú quieras, lejos del sofá y los muebles.

  • Compra un rascador y colócalo en el lugar donde el gato suele arañar. Debe ser un lugar en el que el animal tenga buen acceso y que quede fijo sin moverse.
  • Es mejor empezar cuando el gato sea pequeño, puedes atraerlo al rascador con juguetes y golosinas.
  • Una forma de hacer que el rascador sea más atractivo es frotarlo con hierba gatera.
  • Si quieres cambiar el rascador de lugar, desplázalo un poco cada día, hasta tenerlo en el lugar deseado.
  • Cubre los muebles que arañe con un material de diferente textura y que le guste menos. No lo quites hasta que el animal se acostumbre al rascador.
  • Usa repelente para gatos en los lugares donde no quieras que arañe. Hay muchos productos en el mercado, pero también hay remedios caseros como frotar el lugar con la piel de un cítrico.
  • Cuando arañe en un lugar inadecuado, rocíalo con un spray con agua. Es importante que no te vea hacerlo o relacionar para que relacione el lugar y la acción con algo desagradable. Si te ve con el spray lo relacionará contigo y lo hará cuando no estés.

Si haces caso de estos consejos, lograrás que tu gato aprenda a no arañar donde no debe. Pero tienes que saber que los felinos necesitan afilar sus uñas y si no le facilitas lugares donde hacerlo, usará los muebles.

¿Has tenido alguna vez problemas con tu gato y los muebles?
 

Educar a un gato para que no arañe los muebles
¡Puntúa nuestro artículo!

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar