El conejo como mascota: Cuidados básicos

El conejo es un pequeño mamífero, que va ganando posiciones en el ranking de mascotas más queridas. A continuación te ofrecemos una guía sobre sus cuidados básicos.

A diferencia de lo que mucha gente piensa, el conejo no es un roedor. Estos animales pertenecen al orden de los lagomorfos, donde se incluye la liebre o la pica. La principal diferencia, es que los roedores presenta solo un par de incisivos superiores, mientras que los lagomorfos tienen dos pares.

CARÁCTER DE LOS CONEJOS

Estos animales son muy dóciles y juguetones. Les gusta saltar, correr y explorar cada rincón que encuentra. Se suelen estresar con facilidad cuando su entorno cambia, pero en casa se adaptan fácilmente a la rutina. Los primero días puede mostrarse asustado, pero con el trato diario se vuelven más amigables y cercanos con la familia.

A no ser que se sientan muy agobiados, los conejos no muerden. Por lo que son excelentes primeras mascotas para los niños.

Se pueden llevar bien con otros animales de la casa. Sin embargo son completamente incompatibles con los hurones, aunque los críes juntos desde pequeños.

Cuando vayas a adquirir un conejo, debes tener en cuenta que hay diversas razas. Algunos son de pequeño tamaño y apenas crecen, pero otras razas se hacen bastante grandes. Lo ideal es que investigues y te informes bien, de cuál se adapta mejor a tus posibilidades.

LA JAULA DE LOS CONEJOS

Como pasa con cualquier mascota, cuanto más espacio tengan mejor. Si el conejo va a estar todo el día suelto (es lo mejor para el animal), la jaula puede ser más pequeña.  En cambio, si el conejo va a pasar la mayor parte del día encerrado, debes acondicionarle un espacio grande para que corra y salte, al menos 5 veces su tamaño corporal.

En la jaula, debe contar con un refugio donde guarecerse cuando él quiera. Además tienes que proporcionarle una bandeja higiénica para que haga sus necesidades.

Por lo que respecta a la higiene, es recomendable limpiar la jaula y sus accesorios al menos una vez a la semana.

ALIMENTACIÓN DE LOS CONEJOS

El conejo es un herbívoro, por lo que únicamente se alimenta con vegetales. Debemos darle una dieta lo más variada posible y de buena calidad.

  • El heno tiene que estar a su disposición de manera ilimitada y siempre limpio.
  • También hay que proporcionarle pienso de buena calidad. La ración de este alimento debe controlarse para que el animal no engorde.
  • Una vez al día hay que darle una ración de verdura y fruta fresca.
  • El agua debe estar siempre a su disposición y cambiarla mínimo una vez al día.

Estos animales nunca pueden dejar de comer. Su sistema digestivo debe estar siempre en funcionamiento. Si se queda sin alimento, puede sufrir una estasis gastrointestinal y morir.

Si quieres saber más sobre la alimentación del conejo en el artículo “Alimentación de los conejos

CUIDADOS VETERINARIOS

Al igual que los perros y gatos, estos mamíferos también deben ir al veterinario. No en todas las clínicas disponen de los medios necesarios para acoger este tipo de animales. Lo ideal es buscar un centro especializados en animales exóticos.

Los principales cuidados que va a recibir en la clínica son:

  • Desparasitación: Tanto interna, como externamente. Para ello, el veterinario puede administrarle una pipeta o ponerle un tratamiento inyectable.
  • Vacunación: La mixomatosis y la vírica hemorrágicas, son enfermedades muy mortales para esta especie. Es importante vacunarlos aunque no salgan de casa. En “Vacunas más importantes para los conejos”, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este tema.
  • Castración y esterilización: Se puede evitar la reproducción de los conejos con una simple cirugía. Además, es muy recomendable realizar la intervención para que los conejos no sufran altibajos de hormonas. Por ejemplo, cuando las hembras están en celo, pueden mostrarse cariñosas y de pronto actuar de manera agresiva. Todos esos extraños comportamientos van a desaparecer con la esterilización.

el conejo como mascota

OTROS DATOS QUE DEBES CONOCER

No es lo mismo convivir con un conejo, que con un gato o un perro. Algunos datos curiosos son:

  • Los dientes nunca dejan de crecerle: Lo hacen de manera ilimitada durante toda su vida. Debes darle juguetes de madera para que puedan desgastarlos. De lo contrario, podrían crecerle hasta impedirle comer.
  • No se deben bañar: El conejo se asustan con mucha facilidad, así que no es nada recomendable bañarlos, ni pensar en acercarles el secador. No suele haber problemas con la suciedad, dado que se acicalan constantemente. Si notas que el pelaje de tu pequeño mamífero está sucio, puede significar que tiene algún problema de salud.
  • Se comen sus excrementos: Es algo que a nosotros nos parece repulsivo, pero que para ellos es vital. Cuando hacen sus necesidades, tiran sustancias que les ayudan a digerir la comida. Comiéndose de nuevo una porción de sus excrementos, recuperan esas sustancias indispensables para hacer la digestión. Por eso, no es nada recomendable limpiarle la jaula todos los días.
  • Hacen sus necesidades siempre en el mismo sitio: Mucha gente puede pensar que los conejos orinan y excretan en cualquier lugar, pero se equivocan. Son muy limpios, si les pones una bandeja higiénica, siempre irán allí a hacer sus necesidades.
  • Les gusta roerlo todo: El principal problema de tener un conejo suelto por casa, es que lo mordisquean todo. Los cables son su especialidad, pero también los muebles, marcos de puertas o el sofá. Si hay momentos del día en los que no puedes vigilarlo, lo mejor es encerrarlo en un lugar donde no pueda romper nada o electrocutarse.
  • Bajo ningún concepto se pueden coger de la cabeza o de las patas traseras: La manera adecuada de coger un conejo, es por el pellejo del lomo con una mano, mientras pasamos el otro brazo por debajo.
El conejo como mascota: Cuidados básicos
5 (100%) 3 votes

 

2
Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar
rpe
rpe

Genial artículo