Estasis gastrointestinal y los conejos

Si tienes un conejo como mascota y ha dejado de comer, puede que sufra estasis gastrointestinal, un problema que puede llevarle a la muerte si no haces nada.

La parada o estasis gastrointestinal es un problema muy habitual en los conejos. Es una afección mortal si no se diagnostica y se trata a tiempo. Consiste en la parada de los movimientos del intestino. El movimiento permite el paso de alimentos, si se detiene, pueden proliferar bacterias. Estas bacterias malignas liberan gases que le causan un gran dolor al animal. Si la situación se agrava, puede llevar al conejo a la muerte en cuestión de horas.

SÍNTOMAS DE LA ESTASIS GASTROINTESTINAL

Los conejos son herbívoros y una de las principales presas de los carnívoros. Ante cualquier tipo de malestar, su instinto le obliga a esconderse para que su debilidad no sea visible ante los depredadores.

En casa, este comportamiento puede pasar desapercibido. Un conejo no se va a quejar por el dolor, ni va a reclamar más atención si se encuentra mal, de ahí la importancia de estar atento a cualquier comportamiento extraño.

Las señales que te pueden indicar que el animal puede sufrir una estasis gastrointestinal son:

  • Pérdida de apetito: Los conejos deben tener siempre heno y agua a su disposición. El heno les ayuda a desgastar los dientes y a que su intestino no se detenga. La pérdida de apetito puede ser un indicativo de que algo no anda bien.
  • Ausencia de heces: En su arenero siempre tiene que haber deposiciones. En la misma medida que el conejo come heno sin parar, debe hacer sus necesidades. La ausencia de heces es indicativo de que no come o de que su intestino no funciona adecuadamente.
  • Heces pequeñas, deformes y con mal color: Las deposiciones de los conejos deben ser bolitas de color claro y con una textura al desmenuzarse similar a serrín prensado. Si las heces son pequeñas y deformes, quiere decir que no se alimenta suficientemente. La presencia de un líquido mucoso y amarillo envolviéndolas, puede ser indicativo de un serio problema intestinal.
  • Vientre hinchado y ruidoso: Las bacterias que se reproducen masivamente cuando el intestino detiene su movimiento, generan gas. Como consecuencia de este proceso, los conejos presentan el vientre hinchado. Además, el movimiento del gas en su interior produce sonidos anormalmente fuertes y le causan al animal un gran dolor.
  • Abatimiento: Como se ha mencionado antes, los conejos  que padecen dolor, generalmente se sumen en una situación de letargo. Puede adoptar también una posición encorvada o hacerse un ovillo en su cama.
  • Rechinamiento de dientes: El dolor hace que haga rechine los dientes de manera muy ruidosa.

PREVENCIÓN

Hay varias medidas que debes tener en cuenta para prevenir la estasis gastrointestinal:

  • Presencia de heno siempre en la jaula: Es esencial este alimento con alto contenido en fibra para que la maquinaria intestinal nunca deje de estar en movimiento. Además, su bajo contenido calórico evita el problema del sobrepeso.
  • Agua: Favorece la hidratación del alimento que se ingiere y permite el movimiento fluido de este durante la digestión.
  • Ejercicio: Tienes que permitir que el conejo tenga suficiente espacio para moverse. El ejercicio ayuda al movimiento de los músculos del intestino.
  • Evita el estrés: Las visitas a casa, le presencia de animales desconocido, entornos muy ruidosos… son ejemplos de situaciones por las que el animal puede sentirse intimidado y dejar de comer.

CÓMO ACTUAR

Lo primero que tienes que tener en cuenta que la estasis gastrointestinal puede ser mortal. A lo mejor cuando te des cuenta de que tu mascota no se encuentra bien, ya han pasado varias horas desde que se produjo el problema intestinal.

Si esperas un tiempo para ver si el animal mejora, puede que el tiempo de actuar se agote. Además, no son muy numerosos los veterinarios con urgencias de 24 horas que acepten este tipo de mascotas.

Es fundamental que actúes lo antes posible y lo lleves al veterinario cuando empieces a notar los cambios.

Para transportarlo, intenta que esté lo más cómodo posible. Esta afección puede hacer que la temperatura del conejo disminuya rápidamente. Para evitar la hipotermia, ponle cerca una fuente de calor, por ejemplo una botella de agua caliente rodeada de una toalla. Controla en todo momento que el animal no se moje ni se queme

En conclusión, si tu conejo deja de comer o defecar durante más de 12 horas, llévalo al veterinario inmediatamente. La estasis gastrointestinal puede tratarse, pero solo si se diagnostica son suficiente tiempo.

Estasis gastrointestinal y los conejos
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar