Toxoplasmosis, los gatos y el embarazo

La toxoplasmosis es una enfermedad que preocupa a las embarazadas. Puede provocar el aborto o deformaciones en el feto y los gatos la pueden transmitir a las personas.

A muchas embarazadas se les recomienda deshacerse de su gato, pero no es necesario. El riesgo de contraer la toxoplasmosis por un gato es mínimo. Si estás embarazada puedes tomar ciertas medidas para saber si puedes contagiarte:

  1. El médico te puede hacer un análisis de sangre para saber si ya has pasado la enfermedad. En caso de que la hayas pasado no tendrás riesgo de volver a contraerla porque ya tienes anticuerpos.
  2. Si los resultados dan que no has pasado la toxoplasmosis, entonces puedes hacerle la prueba a tu gato. Si el gato ya la ha pasado y tiene anticuerpos no volverá a contagiarse.
  3. En caso de que existan posibilidades de que tu gato tenga la toxoplasmosis, no quiere decir que tengas que deshacerte de tu mascota. Puedes tomar ciertas medidas para no contraer la enfermedad, aunque como ya se ha mencionado antes, el riesgo es mínimo.

¿CÓMO REDUCIR EL RIESGO AL CONTAGIO POR TU GATO?

La forma que tienen los gatos de transmitir la enfermedad es por un contacto directo con sus heces. Si existe algún riesgo de contraerla debes:
  • No tener contacto con la caja de arena del gato. Que limpie el arenero otra persona o si no hay más remedio, límpialo con guantes.
  • La toxoplasmosis en las heces no es infecciosa hasta que pasan 24 horas. Si se limpia el arenero todos los días se reduce mucho el riesgo.
  • Mantén al gato limpio para que no se contamine con sus propias heces y las deje en cualquier sitio donde se siente.
  • No le des carne cruda a tu gato, ni dejes que cace. También debes evitar que salga a la calle para que no esté en contacto con otros animales que puedan contagiarle.
  • Si tocas tu gato lávate  las manos con frecuencia. La única forma de contraer la enfermedad por tu gato es que de alguna manera entres en contacto con sus heces y luego te lleves las manos a la boca.

Tener gato aumenta el riesgo de contraer la enfermedad, pero es más fácil contraerla por otras vías diferentes. Comer carne poco hecha, trabajar en el jardín sin guantes o comer fruta y verdura sin lavarla adecuadamente puede hacer que te contagies.

¿Alguna vez has oído hablar de la toxoplasmosis?

 

Toxoplasmosis, los gatos y el embarazo
¡Puntúa nuestro artículo!

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar