Consejos para llevar a un gato al veterinario

Con los consejos que te damos en este artículo de Mascota A Bordo, te será más fácil llevar a tu gato al veterinario, sin que se ponga nervioso.

Las visitas a la clínica veterinario, se deben realizar al menos una vez al año. El problema, es que llevar a un gato al veterinario, puede ser muy estresante para el animal. Los dueños también lo pasan mal, por lo que intentan llevarlo lo menos posible, pero esa no es la solución. Si evitar llevar a tu peludo aunque presente síntomas de malestar, en el momento en que lo lleves, puede resultar demasiado tarde.

Hay cosas que puedes hacer por tu mascota gatuna para que su viaje no sea tan angustioso.

CÓMO DEBE SER EL TRANSPORTÍN

Los felinos siempre deben ir en transportín cuando salen de casa, por seguridad. Hay muchos tipos de transportines, pero lo más adecuado es que:

  • Sea rígido.
  • Pueda montarse y desmontarse fácilmente. Es importante que se pueda quitar la parte de arriba y que tenga una puerta por delante.
  • Sea suficientemente grande para tu peludo. Debe poder ponerse a cuatro patas sin tocar el techo y lo bastante ancho para que pueda dar la vuelta cómodamente.

CÓMO ACOSTUMBRAR A UN GATO AL TRANSPORTÍN

El transportín debe estar siempre presente en la vida de un felino. Tienes que acondicionarlo con mantas y cojines blanditos para que le guste estar dentro e incluso dormir.

En el artículo “7 consejos para que tu gato entre solo en el transportín” te contamos muchas más cosas sobre este tema.

EL TRANSPORTE DE TU GATO AL VETERINARIO

Lo más importante el día que tengas que llevar a tu gato al veterinario, es mantener la calma en todo momento. Actúa con total tranquilidad, porque los gatos pueden notar muy fácilmente cuando sus dueños están nerviosos.

  1. Pide cita previamente para que te esperen en la clínica. Así evitarás pasar demasiado tiempo en la sala de espera y encontrarte con algún perro.
  2. Mete a tu peludo amigo en el transportín con tiempo. No lo dejes para última hora, ni lo hagas apresuradamente porque se te hace tarde. No pasará nada si llegas cinco minutos antes a la clínica. En “Trucos para meter un gato en un transportín” te explicamos cómo hacerlo.
  3. Cubre el transportín con una manta o una toalla. Si el animal no ve lo que ocurre a su alrededor, se estresará menos. Debe permanecer tapado durante todo el camino.
  4. Asegúrate siempre de que el transportín está bien cerrado. Por seguridad, en vez de cogerlo solo por el asa, sujétalo también por la parte de abajo.
  5. Si vas en coche, asegúrate de que va en las mejores condiciones. En el post “10 consejos para viajar con tu gato en coche” te explicamos la mejor manera de transportarlo.

gato al veterinario

QUÉ HACER EN LA SALA DE ESPERA

La mayoría de ocasiones, cuando llevas a tu gato al veterinario, tendrás que esperar un rato. No debes desesperar, recuerda que tu gato puede notar tu intranquilidad. Simplemente sigue estas indicaciones:

  • No pongas el transportín en el suelo. Mantenlo sobre tus piernas o a tu lado en una silla o mesa.
  • El transportín siempre debe estar cubierto. A la gente le gusta enseñar a su gato a los demás, pero es un error. Lo último que quiere tu gato, es encontrarse con desconocidos, así que debes evitar que vea su alrededor.
  • Nunca lo saques del transportín hasta que entres a la consulta. Si se asusta y da la casualidad de que la puerta se abre en ese momento, podría salir a la calle y perderse.

LO QUE TIENES QUE HACER CUANDO VUELVAS A CASA

Cuando llegues a casa, no lo saques directamente. Simplemente debes dejar el transportín en una habitación tranquila y abrirle la puerta. Él saldrá por su propio pie cuando se sienta seguro.

Una vez que tu gato pasee por la casa y esté más tranquilo (esto lleva más o menos tiempo dependiendo del carácter del animal), tienes que lavar el transportín. Los felinos desprenden feromonas cuando están nerviosos y estas impregnan las mantas y las paredes del cubículo. La siguiente vez que uses el transportín si no lo limpias, olerá a esa sustancia y tu peludo lo relacionará inmediatamente con algo que no le gusta. De ahí la importancia de eliminar ese olor con una limpieza a fondo de todos los objetos.

Consejos para llevar a un gato al veterinario
¡Puntúa nuestro artículo!

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar