Los agapornis y sus cuidados básicos

Los agapornis son pequeños loritos muy famosos como mascota en los últimos tiempos. En este artículo vamos a contarte cuáles son sus principales cuidados.

También denominados inseparables o loritos del amor, los agapornis son una especie de aves muy solicitada. Proviene de la selva tropical de África y presenta un plumaje muy colorido. Su tamaño es de alrededor de 15 cm y pueden llegar a vivir 15 años. Se han descrito hasta 9 variedades diferentes, aunque la más conocida es la raza roseicolli con su cara color melocotón y su pelaje verde.

QUÉ DEBES SABER ANTES DE OBTENER UN AGAPORNI

Debes informarte muy bien sobre los cuidados y el carácter de esta ave antes de adquirirla.

  • Son animales muy escandalosos: Todas las aves emiten sonidos, pero el agaporni se encuentra entre las especies que más ruidosas. Debes pensar si vas a poder soportar sus sonidos o si puede molestar a algún vecino. Por otro lado, hay maneras de convivir con un ave sin que te molesten los sonidos que emite.
  • Necesita actividad social: No es cierto que estos pájaros mueren si no tienen una pareja, pero sí que necesitan mucha atención si están solos. Por eso, lo ideal es que al menos tengas dos en una jaula, para que se relacionen entre ellos y no se depriman. También tienes que tener presente que dos hembras en la misma jaula terminarán peleándose y no pueden convivir con otras especies de aves, como los canarios.
  • Viven muchos años: Aunque son animales pequeños, por norma general las aves viven más tiempo de lo que se piensa. Los agapornis pueden llegar a vivir 15 años y si están muy bien cuidados, hasta 20 años. ¿Puedes ocuparte de sus necesidades, durante todo ese tiempo?
LA JAULA DE LOS AGAPORNIS

La jaula de los agapornis, debe ser lo más grande posible. Tiene que tener espacio para sus juguetes, sus comederos, perchas y además para extender sus alas y hacer pequeños vuelos sin golpear nada.

Son animales a los que les gusta trepar, por lo que los barrotes de la jaula deben estar preferiblemente en posición horizontal. Además evita completamente las jaulas redondas, son más adecuadas las cuadradas.

El lugar donde vas a poner a tu agaporni también es importante. Su jaula debe estar en un sitio iluminado, pero sin que le dé el sol directo. Además, ten cuidado con las corrientes de aire, que pueden hacer que tu mascota emplumada enferme. Tienes más información sobre este tema en “Dónde colocar la jaula de tu pájaro”.

LA ALIMENTACIÓN DE LOS AGAPORNIS

Para que un agaporni esté sano, su dieta debe ser lo más equilibrada posible. No debes alimentarlo únicamente con pipas y semillas, dado que hará que engorde y enferme. Lo ideal es que le des pienso de buena calidad, que tenga todos los nutrientes que tu ave necesita.

Algo importante, es el alimento fresco. Tienes que proporcionarle a tu inseparable, una ración de verdura o fruta al día. La manzana, los brotes tiernos, la zanahoria, la calabaza, la sandía, la pera… son algunos de los alimentos que puede tomar. En cambio, nunca debes darle cosas como chocolate, galletas, leche o cualquier alimento humano que tenga sal o azúcar.

Por lo que respecta al agua, debes cambiársela a diario. En verano más de una vez al día.

los agapornis

LA HIGIENE DE LOS AGAPORNIS

Mantén siempre a tu mascota y su entorno limpios. Es una de las mejoras maneras de prevenir enfermedades y parásitos.

  • Pon en el fondo de la jaula papel de periódico y cámbialo a diario.
  • Quítale la fruta del día anterior que no se haya comido.
  • Retira los palos y perchas de madera que estén muy sucios y pon nuevos.
  • Semanalmente limpia las perchas, comederos y juguetes.
  • Una vez al mes limpia la jaula al completo.

Para organizarte y que te sea más fácil la higiene de tu agaporni, lee “Limpieza de la jaula de los pájaros”.

EL CARÁCTER DE LOS AGAPORNIS

Los inseparables se acostumbran con bastante facilidad a las personas. A los agapornis papilleros, además, les encanta interactuar con su dueño y estar cerca de él. Los agapornis que se han criado salvajes, son más ariscos y prefieren estar a su aire. Pero poco a poco, puedes ir ganándotelos con premios y atención.

En cualquier caso, un agaporni necesita salir de su jaula y volar a diario. Tienes que dedicarle de media a una hora al día, a tu pequeña mascota.

Además, les encanta bañarse, tanto en invierno como en verano. Puedes ponerle un recipiente con un dedo de agua para que se refresque cuando lo saques.

Otra cosa importante, es tener puertas y ventanas cerradas cuando sueltes a tu mascota alada. No te confíes nunca, es muy difícil que vuelva si sale a la calle por muy dócil que sea. Los ruidos y los edificios los desorientan bastante.

Los agapornis y sus cuidados básicos
¡Puntúa nuestro artículo!

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar