Mixomatosis en conejos: Lo que debes saber

La mixomatosis es una enfermedad muy grave para los conejos en Europa. Es importante conocerla y saber cómo prevenirla para que no afecte a tu pequeña mascota.

La mixomatosis es una enfermedad causada por un virus que afecta a los conejos y las liebres. Su origen se encuentra en Sudamérica. Para acabar con las plagas de conejos en Francia, se introdujo esta enfermedad de manera deliberada en 1952. Por desgracia, lo que al principio se usó para combatir una plaga en Francia, se convirtió en un gran problema a partir de que en septiembre de 1953 se detectó el primer caso de mixomatosis en España.

Desde que apareció la enfermedad en España y junto con otras enfermedades, como la hemorragia vírica, la población de conejos ha caído en picado. Pero no solo se ha visto afectada esta pequeña especie de herbívoro, también ha causado la paulatina desaparición de especies como el Lince Ibérico cuyo principal elemento en su dieta es el conejo.

FORMAS DE TRANSMISIÓN

La mixomatosis es una enfermedad muy infecciosa que se transmite a animales sanos con gran facilidad. Un conejo puede infectarse por dos vías:

  • Directa: Mediante el contacto directo de animales enfermos con animales sanos. El virus sale al exterior a través de las mucosas, ya sea por toses, estornudos o el acicalamiento.
  • Indirecta: Puede ser debido a personas que hayan estado en contacto con animales enfermos. También si se ponen conejos sanos en lugares donde haya habido anteriormente animales enfermos, como puede ser una jaula, un trasportín o cualquier cosa que se haya podido contaminar con el virus. Las pulgas, mosquitos, garrapatas y piojos, también son vectores que transmiten la enfermedad.
PRINCIPALES SÍNTOMAS

Hay muchas cepas del virus de la mixomatosis. Según la cepa que cause la enfermedad, los síntomas van a presentarse de maneras diferentes.

  • Forma subaguda: Cuando la enfermedad afecta a los órganos lo hace rápidamente. Causa inflamación de la cabeza, pérdida de apetito, fiebre y letargo. Es tan fulminante que puede causar la muerte 48 horas después de presentar los primeros síntomas.
  • Forma aguda: El animal acumula líquido bajo la piel, lo que provoca la hinchazón de la cabeza. La inflamación de los párpados causa ceguera en poco tiempo. La hinchazón en las orejas da lugar a otitis que provoca el decaimiento de estas. A medida que la enfermedad avanza, también se aprecian signos de fiebre, falta de apetito, adormecimiento, hemorragias y convulsiones. El final de este proceso es la muerte en aproximadamente 10 días.
  • Forma crónica: La forma aguda se produce en el 90% de las veces que hay infección. Sin embargo, si el animal sobrevive a esta fase, puede llegar a la fase crónica. Los síntomas son secreción ocular y problemas respiratorios.

Si un conejo consigue superar la mixomatosis, nunca va a volver a infectarse por el virus. No obstante, sí que va a seguir transmitiéndola durante al menos un mes tras la infección. Debido a esto, es muy importante el aislamiento de los animales afectados durante varios meses aunque se hayan recuperado.

TRATAMIENTO DE ANIMALES ENFERMOS

No hay tratamiento para acabar con un virus y menos contra el de la mixomatosis. La única manera de combatir la enfermedad es aliviando los síntomas que sufre el animal.

Lo primero que hay que hacer es aislar al animal enfermo si se encuentra con otros congéneres. Esta afección solo afecta a los conejos y liebres, pero como se ha dicho antes, se transmite muy rápidamente directa o indirectamente.

Otra cosa importante es asistir al veterinario rápidamente ante cualquier duda. En la clínica se le puede administrar fluidoterapia para combatir la deshidratación, antiinflamatorios para el dolor y antibióticos para evitar combatir infecciones. Este tratamiento es la única posibilidad que tiene el conejo de sobrevivir.

No intentes aplicarle tú mismo un tratamiento, solo un especialista tiene los medios adecuados y cada minuto de tiempo es muy importante para la vida de tu mascota.

PREVENCIÓN DE LA MIXOMATOSIS
  • Vacunas: Es la forma más importante para prevenir la enfermedad. Se puede poner la vacuna en conejos a partir de los 2 meses. La revacunación debe hacerse cada 6 meses, que es el tiempo que dura la inmunidad.
  • Época de vacunación: A partir de primavera los insectos se reproducen de manera explosiva, por lo que es mejor  mantener a los conejos la mayor parte del día dentro de casa. En verano hay que tener especial cuidado al atardecer y al amanecer, momento en el que la actividad de los mosquitos es mucho mayor.
  • Desparasitación: Dado que las pulgas y garrapatas son transmisores, es muy recomendable desparasitarlos externamente para que no se vean afectados por estos huéspedes indeseables.
  • Cero contacto con animales enfermos: El virus de la mixomatosis es muy resistente y puede permanecer en el ambiente mucho tiempo. Es difícil acabar con él mediante desinfectantes, así que lo ideal es no entrar en contacto de ninguna manera con animales enfermos si tienes un conejo en casa.
Mixomatosis en conejos: Lo que debes saber
¡Puntúa nuestro artículo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *