Otitis en perros: síntomas y prevención

La otitis es una infección que se produce de manera muy habitual en el oído de los perros. Se puede originar por diversas causas, pero lo más importante es tratarla para que no llegue a convertirse en algo crónico.
La otitis de los perros es muy molesta y puede tener su origen en una alergia, parásitos, cuerpos extraños, humedad…

Los principales síntomas que muestran que un perro puede tener otitis son:

  • Enrojecimiento e hinchazón del interior de la oreja.
  • Mal olor y secreción marrón.
  • El perro se rasca y sacude mucho la cabeza.
  • Se queja cuando le tocas la oreja.
  • Ladea mucho la cabeza a un lado.
  • Se frota contra el suelo y los muebles.

Si notas estos síntomas en tu mascota, debes llevarla al veterinario para que le hagan una revisión. Si la otitis se complica, puede dar lugar a otros problemas, como un otohematoma o pérdida total de audición.

Sin embargo, si tu perro tiene tendencia a sufrir esta afección, debes saber que hay formas de prevenirla:

  • Haz una limpieza de los oídos en profundidad una o dos veces al mes. Humedece una toallita o una gasa con agua tibia y límpiale el canal auditivo hasta donde llegue tu vista.
  • Para limpiar el interior, existen productos en el mercado. Consulta con el veterinario cuál es el más adecuado.
  • Revísale las orejas todas las semanas si tu mascota tiene tendencia a padecer otitis.
  • Corta el pelo que nace en el interior del canal auditivo, sobre todo si tu perro es de orejas caídas. Esto hará que haya más ventilación y no se acumule la humedad que favorece la proliferación de bacterias.
  • Cuando vayas a bañar a tu perro, cuidad de que no le entre agua en las orejas. Asegúrate de secarlo bien para que no quede humedad.

¿Ha tenido tu mascota otitis alguna vez?

Otitis en perros: síntomas y prevención
¡Puntúa nuestro artículo!