Los pájaros también pueden sufrir estrés

Es curioso, pero puede que tu pájaro tenga problemas de estrés y tú no te hayas dado cuenta.
El estrés es un problema habitual en los pájaros, especialmente para aquellos que en la naturaleza tienen una vida social. Agapornis, canarios, periquitos, loros… todos pueden ser víctimas de esta situación que puede afectarles a nivel anímico.

TIPOS DE ESTRÉS

Son diferentes las causas que puede llevar al animal a una situación de estrés:

  • Ambiental: Cambios climáticos muy pronunciados, como calor o frío extremos, alta humedad, insolación, exposición a corrientes de aire o ruidos estruendosos que alteran el sistema nervioso del animal. Los aparatos de aire acondicionado, calefacción o ventiladores pueden estar afectando a nuestra mascota sin darnos cuenta.
  • Manejo: Transporte inadecuado cuando lo traemos a casa por primera vez o si hacemos una visita al veterinario. A los pájaros les pone muy nerviosos salir de la protección de su hogar y encontrarse en un lugar nuevo, ya sea una jaula, una caja o un cuarto desconocido.
  • Nutricional: La presencia de agua en mal estado o la falta de ella, así como una malnutrición, también afecta a los animales.
  • Social: Demasiados animales en un lugar reducido, la soledad, la frustración sexual, la ansiedad por separación, el aburrimiento… son algunos ejemplos de este tipo de estrés.
  • Psicológico: En este punto destacan los miedos a cosas como el ruido, los depredadores o a los humanos. Otras mascotas de casa como gatos y perro también pueden intimidar a tu ave aunque estas no tengan intención de causarle daño alguno.
  • Hábitat: Las jaulas deben cumplir una serie de condiciones para que tu pájaro esté cómodo. Las jaulas redondas y demasiado pequeñas que les impiden moverse con libertad, tienen como resultado una situación de estrés y malestar.
  • Humanización: Algunos animales como los agapornis pueden considerar a la persona que lo crió como su pareja. Esto impide que tenga una buena relación con sus congéneres y se frustre al no poder desarrollar de manera adecuada lo que su instinto le dice. Hay que tener siempre presente que los pájaros no son personas y debemos ser lo más fieles posible a su naturaleza.

SÍNTOMAS

Cualquiera de las alteraciones anteriores puede desencadenar una respuesta perjudicial en tu compañero alado.

  • Automutilación: El animal puede desplumarse a sí mismo, dejando partes de su piel expuesta.
  • Dejar de comer.
  • Conductas repetitivas: Repetición de un movimiento o un gesto constantemente y sin sentido.

SOLUCIONES

Tanto para prevenir el estrés, como para corregirlo, pueden ayudarte estos consejos:

  • Los animales que no están acostumbrados a los humanos, nos les gusta que los toqueteen y los cojan. En ocasiones no aceptan ni la cercanía de las personas. Evalúa hasta qué punto tu mascota tolera tu presencia y haz un acercamiento paso a paso para que se vaya acostumbrando a ti.
  • Evita que se aburra colocándolo cerca de una ventana o donde pueda ver la tele y estar con la familia. De esa manera se distraerá y no verá siempre lo mismo.
  • Dale una alimentación adecuada y equilibrada. Además de semillas, la dieta de los pájaros debe estar compuesta por pienso, verduras y frutas. Su alimentación debe ser variada para que puedan adquirir todas las vitaminas que necesita su cuerpo.
  • Pon a su alcance juguetes que puedan picotear y romper. Estimular su capacidad intelectual es muy importante sobre todo en especies psitácidas.

Todos los seres vivos precisan de una dedicación de varias horas cada día. Los pájaros necesitan más cuidados además de la limpieza de la jaula y la reposición de alimentos, necesitan tu atención.

¿Qué haces tú para que tu pájaro no se estrese?

Los pájaros también pueden sufrir estrés
¡Puntúa nuestro artículo!