Parásitos intestinales en perros

Los parásitos intestinales son unos desagradables seres con los que podemos toparnos si no desparasitamos adecuadamente a nuestras mascotas. Aquí te explicamos las formas que existen de prevenirlos, detectarlos y cómo deshacerte de ellos.

Los perros se relacionan con el medio a través de sus cinco sentidos. Uno de los sentidos que más usan y que más nos desagrada, es el gusto. Seguro que cuando paseas con tu mascota, se dedica a mordisquear y lamer todo lo que encuentra en el suelo. Pues esta es la principal forma de contagio de los parásitos intestinales.

Existen muchos tipos de parásitos intestinales que pueden afectar a tu amigo peludo. Algunos son microscópicos y otros de gran tamaño, pero todos tienen efectos sobre tu mascota.

 

SÍNTOMAS

La mayoría de perros sufren de parásitos intestinales alguna vez en su vida. En los cachorros este problema es muy frecuente, de ahí la importancia de la desparasitación a edad temprana.

Los parásitos intestinales se alimentan del animal que parasitan para poder crecer y reproducirse. Esto tiene consecuencia en los animales. Los síntomas son muy fáciles de detectar y suelen ser muy similares para todos los tipos de parásitos intestinales:

  • Diarrea
  • Pérdida de peso, principalmente en cachorros.
  • Aumento de las ganas de comer aunque el peso disminuya.
  • Arrastrar el culo y lamerse el ano. Aunque esto puede significar también que tiene problemas en sus glándulas anales.
  • Presencia de puntitos blancos en las heces y en el ano. Estos son similares a granos de arroz.
  • Fiebre, si la infección por parásitos está muy avanzada. Este síntoma también es más habitual en cachorros.
  • Expulsión de gusanos adultos con las heces.
  • En ocasiones los parásitos generan gases que hinchan el abdomen del animal. Esto puede ocultar la pérdida de peso.
  • Sangrado en las heces por daños intestinales. Se pueden producir en casos extremos.
  • Vómitos, en ocasiones acompañados de parásitos.
  • Dolor abdominal.
  • Retraso del crecimiento.
TRATAMIENTO

Una forma muy segura para determinar si tu perro tiene parásitos, es mediante una coprología en una clínica veterinaria.

Los antiparasitarios internos para estos casos pueden presentarse en forma de comprimido, pipeta, jarabe o inyectable. La dosis va en función de la edad y del peso del animal. En la mayoría de ocasiones, el tratamiento debe repetirse dos o tres semanas después.

Si el animal se encuentra muy debilitado, puede que precise de otros tratamientos o de una hospitalización para tener un mayor control de su estado.

Parásitos intestinales perros

PREVENCIÓN

La desparasitación interna se debe realizar durante toda la vida del animal, empezando cuando son pequeños. El tratamiento puede cambiar en función de la situación de cada individuo.

  • Desparasitación interna en cachorros: Los cachorros tienen una alta probabilidad de sufrir la infección por parásitos intestinales. Se puede empezar con el tratamiento con un mes de vida y repetirse cada cuatro semanas hasta que tengan tres meses. Deben estar libres de parásitos antes de cada vacuna por lo que lo ideal es que el control de la desparasitación la lleve un veterinario.
  • Desparasitación interna de perros adultos: En este caso el tratamiento se debe hacer cada tres meses si el animal no presenta síntomas.
  • Desparasitación interna de hembras gestantes o lactantes: Los parásitos se transmiten a los cachorros durante la gestación y a través de la leche en la lactancia. Hay que desparasitar a las madres adecuadamente para que esto no ocurra. Pero ten en cuenta que no todos los antiparasitarios son seguros en este caso. Consúltalo con tu veterinario para que la administración sea correcta y sin riesgo.

Además de los antiparasitarios, existen otras formas de prevenir que tu perro se contagie o contagie a otros animales:

  • No dejes que entre en contacto con heces de otros animales.
  • Ten cuidado con lo que come. Los parásitos pueden estar en aguas estancadas, alimentos en mal estado, carne cruda y heces de gatos callejeros. A los perros les encanta comerse las heces de los gatos y las deposiciones de los gatos de la calle están plagadas de parásitos.
  • Recoge las heces de tu mascota, sobre todo si está infectada por parásitos internos. Pero, además, esto es una obligación cuando paseas con tu mascota. Es un deber que todos tenemos que cumplir para la buena salud e higiene pública.

Los parásitos forman parte del ciclo de la vida y no se pueden eliminar del medio ambiente. Pero es muy importante que controles a tu mascota para que no se vea infectada por ellos.

Los humanos pueden contagiarse también de los parásitos intestinales de sus mascotas, principalmente los niños. Es importante que acudas rápidamente al médico si esto ocurre. Un simple tratamiento puede hacer desaparecer el problema.

Parásitos intestinales en perros
¡Puntúa nuestro artículo!

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar