Parvovirus canino: Síntomas, prevención y tratamiento

El parvovirus canino es una enfermedad muy contagiosa, capaz de acabar con la vida de tu perro en pocos días. Es importante saber cómo evitarla y qué hacer si tu peludo la contrae, porque el 75% de los perros que la tienen no logran superarla.

La enfermedad conocida como parvovirosis o parvovirus canino, ataca principalmente a los cachorros, pero también puede afectar a adultos no vacunados. El causante es un virus que se descubrió en 1978 y ataca a las células del intestino. Es una enfermedad muy contagiosa y resistente en el medio ambiente.

SÍNTOMAS DEL PARVOVIRUS CANINO

Como ataca al intestino, los síntomas de esta enfermedad pueden confundirse con una simple gastroenteritis. Por lo que debes tener especial atención, sobre todo si tu perro es un cachorro, para no confundirte.

Los principales síntomas del parvovirus canino son:

  • Abundante diarrea con sangre y maloliente.
  • Vómitos.
  • Decaimiento, debilidad y tristeza.
  • Fiebre.
  • Falta de apetito y deshidratación.
  • Problemas de corazón (en el caso más grave y letal).

PREVENCIÓN DEL PARVOVIRUS CANINO

Siempre se debe ser muy precavido cuando tienes un cachorro en casa. Son seres muy expuestos al medio y su sistema inmune es muy débil.

Para evitar que tu perro contraiga parvovirosis:

  • Cumple estrictamente el calendario de vacunación. Los perros empiezan a vacunarse entre las 8 y las 12 semanas de vida.
  • No saques a tu perro a la calle si no tiene todas las vacunas puestas. Si lo tienes que llevar al veterinario, tenlo siempre en brazos.
  • Evita el contacto con otros perros, sobre todo si estos no están vacunados.
  • Desparasítalo.
  • Usa zapatillas de andar por casa. Aunque no saques a tu perro a la calle, puedes llevar el virus a casa en los pies o la ropa. Sería interesante dejar los zapatos de calle en la entrada y caminar por casa en zapatillas que no hayan entrado en contacto con el exterior.

parvovirus canino

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL PARVOVIRUS CANINO

Como hemos dicho antes, si el perro no tiene aún heces sanguinolentas, los síntomas se pueden confundir con una gastritis.

Es importante llevarlo al veterinario ante cualquier duda. Con un simple test rápido, se puede averiguar fácilmente si tu perro tiene la enfermedad.

Cada minuto cuenta y se debe aplicar un tratamiento lo antes posible. Al tratarse de una enfermedad vírica, el animal debe pasarla, es decir, solo vamos a poder combatir los síntomas con la medicación.

Lo más seguro es que el animal se quede ingresado en la clínica. Allí estará en constante vigilancia. Además, la diarrea produce una rápida deshidratación, cosa muy peligrosa especialmente en los cachorros. Por eso es necesario ponerle una vía para administrarle suero.

Mientras tu perro está hospitalizado, debes desinfectar a fondo toda la casa. La lejía ayudará a eliminar el virus de todos los rincones.

Cuando tu perro vuelva a casa, no lo pongas en contacto con otros animales, podría contagiarle. Tú tampoco debes tocar a otros perros.

Haz caso de todo lo que te diga el veterinario y con suerte tu perro logrará salvarse.

Parvovirus canino: Síntomas, prevención y tratamiento
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar