Pequeños mamíferos (II)

En el post “Pequeños mamíferos (I)” hemos hablado de las pequeñas mascotas más habituales que habitan en hogares de todo el mundo. Pero a mucha gente no le agradan estos animales, entre otras cosas, porque su vida es relativamente corta.
Existen otras especies de mascotas, también consideradas pequeños mamíferos, que son algo más voluminosas y viven durante más tiempo, incluso más que un perro o un gato.

Aquí tienes las principales características de 4 de estos pequeños mamíferos:

  • Cobaya: Alcanza un peso máximo de 2 kg y viven hasta 8 años. Son animales diurnos y sociales con otros de su misma especie. Precisan de una jaula bastante grande y de una limpieza frecuente.
  • Ardilla: Hay de muy diversos tamaños y pueden vivir hasta los 12 años. Son sociales, pero no se recomienda tener machos juntos, porque se vuelven muy territoriales. Tienen un carácter muy nervioso, por lo que necesitan una jaula muy amplia para poder correr y escalar.
  • Chinchilla: Pesan un máximo de 700 gramos y viven hasta los 15 años. Al igual que las ardillas, son sociales, pero muy territoriales, por lo que se recomienda no tener más de una si no tienes un espadio grande para ofrecerles. También precisan de una jaula grande y alta para trepar.
  • Conejo: Hay muchas especies, desde los enanos que alcanzan 2 kg, hasta los más grandes que llegan a los 10 kg. Viven hasta los 6 o 7 años. Requieren de una jaula amplia donde vivir y una limpieza frecuente. A diferencia de lo que mucha gente cree, no son roedores, sino que pertenecen a la familia de los lagomorfos.

Lo más importante al adoptar a estos pequeños compañeros, es conocer bien todas sus necesidades para garantizarles la mejor vida el tiempo que estén a tu lado.

¿Has tenido o te gustaría tener en casa alguno de estos pequeños mamíferos de mascota?

Pequeños mamíferos (II)
¡Puntúa nuestro artículo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *