Perros de asistencia: Tipos y funciones

Los perros de asistencia han ayudado a los humanos durante siglos. Pero ¿sabías que no todos cumplen las mismas funciones? ¿Y qué tanto personas como perros tienen que cumplir una serie de requisitos para ser compañeros?

Básicamente los perros de asistencia son animales adiestrados para ayudar a personas con problemas físicos y psicológicos.

El labrador es la raza más conocida para desempeñar esta función. Pero en realidad no es necesario que un animal sea de raza para ayudar a las personas. Sólo debe cumplir una serie de requisitos:

  • Que sea tranquilo y cariñoso.
  • Que esté bien adaptado a los sonidos fuertes y a las señales.
  • Debe ser inteligente y tener gran capacidad de aprendizaje.
  • No puede ser ni agresivo, ni dominante con otros perros o personas.

 

TIPOS DE PERROS DE ASISTENCIA

Hay varias categorías de perros de asistencia. Todo va a depender de su carácter y las funciones para las que han sido adiestrados.

  • Perro guía: Es el tipo de perro de asistencia más conocido y antiguo, también se le llama perro lazarillo. Está adiestrado para servir de ayuda a personas con discapacidad visual. Cuando acompaña a su dueño, evita los obstáculos para que no se choque y se detiene para indicar la posición de los bordillos.
  • Perro de señalización de sonidos: Ayudan a personas con discapacidades auditivas. Cuando identifican un sonido determinado, le dan un toque a su dueño para avisarlo o lo llevan al lugar del que proviene el ruido. Pueden avisar del timbre de casa, de un teléfono, del despertador, de una alarma de incendios, del llanto de un bebé, de la bocina de un coche…
  • Perro de servicio: Ayudan a personas con discapacidades físicas de movilidad. Se encargan por ejemplo de abrir una puerta, accionar un interruptor, acercar el teléfono, recoger objetos, abrir cajones…
  • Perros para personas autistas: Facilitan la adaptación social de personas con autismo. Actúan como un canal para mejorar la comunicación con su alrededor. Además, evitan y alertan de situaciones de crisis en sus dueños.
  • Perro de aviso o respuesta médica: Están adiestrados para avisar de problemas médicos en sus dueños. Controlan de alguna manera a personas que por ejemplo tienen diabetes o problemas epilépticos. También pueden activar dispositivos de emergencia en caso de crisis.
  • Perro de terapia: Participan en Programas de Terapia Asistida con Animales (TAA). Su función es crear un vínculo entre persona y animal como medida terapéutica o educativa. Interactúan con personas con problemas psicológicos, niños enfermos, ancianos en residencias…

Algunos perros de asistencia se pueden incluir en varias categorías en caso de que desempeñen varias funciones.

perros de asistencia

PROCESO PARA SOLICITAR UN PERRO DE ASISTENCIA

Se necesita mucho tiempo y dedicación para preparar a los perros de asistencia. Durante el proceso de adiestramiento deben participar el perro, el adiestrador y el futuro sueño.

Estos perros pasan los primeros meses en una casa de acogida. En este lugar se va a evaluar su capacidad para aprender y sociabilizarse con su entorno.

Alrededor de los 6 meses, el can se lleva con un adiestrador. Con él, va a aprender cómo debe comportarse según el servicio que vaya a prestar. Nunca se dan perros de asistencia de menos de dos años de edad, dado que el proceso de adiestramiento es largo.

Cuando alguien solicita un perro de asistencia, no se le proporciona directamente. Debe haber un periodo de adaptación con su nuevo dueño, en el que también participa el adiestrador.

Las personas que solicitan a estos animales tan especiales, también tienen que ser evaluadas para verificar que van a cuidar adecuadamente de su nueva mascota.

El periodo de adaptación y seguimiento puede durar varios meses.

En cualquier caso, se pretende que el animal realice bien las funciones para las que ha sido entrenado. Pero también es importante que el can reciba el cariño y los cuidados necesarios para ser un perro feliz.

Perros de asistencia: Tipos y funciones
¡Puntúa nuestro artículo!