Practicar running con tu perro, todo lo que debes saber

Está demostrado que tiene muchas ventajas practicar running con nuestra mascota. Pero no todo es salir y empezar a correr. Sigue leyendo para descubrir más sobre los aspectos que debes tener en cuenta.

Los perros son animales que corren por naturaleza. Por ello, practicar ejercicio físico con su dueño es para ellos pura diversión. Para las personas practicar running es algo muy beneficioso, pero si además vas acompañado por tu leal amigo, puede ser mucho más motivador.

¿QUÉ NECESITAS?

Para salir a correr necesitas ir bien uniformado, el reloj y las zapatillas de deporte son algo indispensable. Pero si quieres salir con tu mascota, precisas de ciertos enseres para él:

  • Arnés ergonómico: Debes asegurarte de que se adapta cómodamente a tu mascota. Además tiene que estar bien sujeto y no tiene que limitar su movimiento.
  • Correa: Usa una correa elástica para que no se produzcan tirones que te hagan caer o incomoden a tu mascota. La longitud estirada debe ser de 2 metros.
  • Cinturón: Este accesorio es para enganchar la correa a tu cintura. Así, tendrás las manos libres para moverte con más comodidad. Es bueno que además conste de compartimentos para guardar cosas como las llaves, la documentación o las bolsas.
  • Bolsas para excrementos: Es importante estar preparado por si tu mascota quiere realizar una parada para hacer sus necesidades.
  • Agua: Asegúrate de llevar siempre agua para tu perros. Sobre todo si crees que no hay ninguna fuente a lo largo de tu recorrido.
CONDICIONES QUE DEBE CUMPLIR TU PERRO

Para practicar running con tu peludo, tienes que asegurarte de que sus condiciones físicas sean compatibles con el ejercicio. Hay factores que debes controlar, porque no todos los perros pueden salir a correr:

  • Edad: El animal debe tener al menos un año para poder empezar a correr. Hasta esa edad, no tiene bien desarrolladas sus articulaciones y musculatura. También debes tener muy presente, que si tu perro es anciano, quizá no sea recomendable que haga grandes esfuerzos físicos.
  • Estado físico: No todas las razas de perros son aptas para practicar running. Si tienes por ejemplo un bulldog inglés, olvídalo de usarlo como compañero de carreras, o podrías acabar con él. En general, los perros de pequeño tamaño y los braquicéfalos o chatos, no toleran bien el ejercicio. Los mejores perros como compañeros de deporte son los que tienen un tamaño medio o grande y el hocico alargado.
  • Revisión veterinaria: Siempre puedes acudir a la clínica para evaluar el estado físico de tu mascota. Hay que asegurarse de que no tenga ningún problema cardíaco o articular. El veterinario puede darte consejos para hacer una rutina adecuada.
practicar running con tu perro
CONSEJOS PARA EMPEZAR A CORRER

Cuando sales a correr con tu perro, matas dos pájaros de un tiro. Por un lado, es beneficioso para ti porque te ayuda a abandonar el estado sedentario y te hace estar más sano y feliz. Por otro lado, tu compañero peludo liberará energía, estará más sano y ágil, y se sentirá muy contento de compartir tiempo contigo.

 

Pero debes tomar algunas precauciones para evitar problemas:

  • Empezar de forma gradual: Aunque tú estés acostumbrado a practicar running, si es la primera vez para tu perro, no puedes hacerlo correr una hora de golpe. Al igual que cuando empezaste a correr, debes proporcionarle a tu mascota un periodo de adaptación. Crea una rutina adecuada y segura según su estado físico y ten paciencia durante el periodo de adaptación.
  • Temperatura: Especialmente en verano, no corras nunca a pleno sol. Usa la mañana o la tarde-noche para evitar golpes de calor o que se dañen las almohadillas de tu compañero.
  • Descanso: Los perros aguantan más el ejercicio que las personas, pero eso no quiere decir que no tengan un límite. Debe descansar el mismo tiempo que tú, por lo que tampoco es recomendable hacerlo correr todos los días.
  • Alimentación: Tienes que controlar que tu perro esté bien nutrido e hidratado. Pero en el momento de hacer ejercicio, no es recomendable que coma ni una hora antes, ni una hora después. Por otro lado, también debes controlar el agua, no le des inmediatamente después de correr y tampoco debe beber una gran cantidad de golpe.

Finalmente solo algunas recomendaciones más. Asegúrate de que no paseas en verano por lugares peligrosos donde pueda haber por ejemplo procesionarias. No interrumpas el paseo ni molestes a otras personas. Revisa siempre que tu perro se siente bien con el ejercicio.

Y, sobre todo, ¡disfruta de la experiencia con tu colega peludo!

 

Practicar running con tu perro, todo lo que debes saber
5 (100%) 2 votes


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *