Descubre el proyecto del lazo amarillo.

¿Has visto alguna vez a un perro pasear con un lazo amarillo atado a su correa? Aquí te contamos en qué consiste esta maravillosa iniciativa.

En 2012 nació The Yellow Dog Project, un proyecto para proteger a los perros que necesitan espacio cuando pasean. Se trata de una iniciativa internacional para mejorarle la vida a nuestras mascotas mediante un simple lazo amarillo.

Este proyecto va dirigido a aquellos animales que por diferentes motivos necesitan espacio. El método es muy sencillo, se trata de poner un lazo amarillo en la correa de nuestro perro. De esta manera le indicamos a la gente que no debe acercarse a nuestra mascota ni tocarla.

El objetivo es evitar malas situaciones si nuestro perro tiene algún problema que le dificulta el contacto con otras personas o animales. También es una manera de educar a la gente para que el contacto con las mascotas sea el adecuado.

CUÁNDO PONERLE UN LAZO AMARILLO

Hay diversos  motivos por los que un perro puede necesitar un poco de espacio:

  • Problemas de salud: Se trata de animales que tienen enfermedades contagiosas o que están recuperándose de una operación.
  • Perras en celo: También funciona como indicativo de que una perra está en celo. Se avisa de que es mejor que no se le acerque ningún macho para evitar una camada no deseada.
  • Problemas de agresividad: En ocasiones los animales actúan de manera agresiva por diversas razones. Si un perro es propenso a ello, el lazo amarillo es un buen indicativo para que no se acerque nadie hasta que su situación mejore.
  • El miedo: Algunas de nuestras mascotas son muy tímidas y lo pasan mal cuando se acercan animales o personas que no conocen. Lo mejor es ahorrarles el mal trago hasta que consiga poco a poco sociabilizarse.
  • En fase educativa: Un perro con un lazo amarillo atado a su correa o a su cuello, puede que esté siendo educado para modificar una mala conducta. Es un problema para el dueño que alguien pueda descontrolarlo. Es el caso de animales que están aprendiendo a pasear sin tirar de la correa y deben controlar su energía al ver a otros perros.
  • Perros que acaban de ser adoptados: Las mascotas que acaban de encontrar un hogar tienen que adaptarse poco a poco a su nuevo entorno. Estos animales necesitan aprender a confiar en su  nueva familia. Estos perros son más propensos a agobiarse y asustarse ante cualquier animal o persona desconocidos.
  • Durante el trabajo: Es el caso de los perros guía para personas ciegas o de los perros policía. Estos peludos deben evitar distracciones para cumplir sus funciones de manera adecuada.
  • Ancianos: Los perros mayores necesitan espacio y tranquilidad. A algunos incluso les cuesta caminar o sufren dolores y no necesitan que un gran perro eufórico se les eche encima.

proyecto lazo amarillo

Por todo esto, si ves a un perro por la calle con un lazo amarillo en su correa, un pañuelo anudado al cuello, un arnés o correa amarilla o cualquier tipo de prenda de ese color, evita acercarte o acercar a tu mascota, porque puede que el animal y su dueño necesiten espacio. Si te acercas debes hacerlo con cuidado y siempre avisando o pidiéndole permiso a su dueño.

Por lo que respecta a los dueños que decidan usar este método, deben saber que es una medida temporal. No podemos aislar a nuestras mascotas del mundo, debemos dejar que sean sociables. Si no consigues solventar el problema, puede que necesites ayuda de un profesional.

El lazo amarillo tampoco sirve para evitar otras medidas necesarias. Por ejemplo, si un perro es agresivo puede que también haya que hacer uso de un bozal.

Descubre el proyecto del lazo amarillo.
5 (100%) 4 votes

Deja un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificar